Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Liberación no dará votos a ley antievasión

Esteban Arrieta [email protected] | Sábado 27 septiembre, 2014

En la ley antievasión se establece que las empresas que reciban dividendos, deberán pagar un 15% de retención sobre la renta, lo cual sería un nuevo impuesto, indica Antonio Álvarez. Gerson Vargas/La República


Denuncian que plan contiene “impuestos camuflados”

Liberación no dará votos a ley antievasión

Proyecto forma parte de estrategia para reducir déficit

Aduciendo que Luis Guillermo Solís impulsa impuestos camuflados en el proyecto de ley antievasión, la bancada del PLN le retiró el apoyo a esa iniciativa.
Los verdiblancos consideran que la modificación del tratamiento de la renta de las sociedades de capital, crea un nuevo gravamen al ampliar la base impositiva.

Esto, porque cada vez que una empresa reciba dividendos, deberá pagar un 15% de retención sobre la renta, lo cual solo se aplica hoy en día, cuando se trata de personas físicas.
De esta forma, se estaría dando “un aumento encubierto que resultaría en una doble tributación”, explica Antonio Álvarez, legislador por el PLN.
“Esta iniciativa es poner a pagar nuevos tributos a la acreditación de dividendos que hoy en día se encuentran exentos cuando se distribuyen a favor de una persona jurídica. Es lamentable que el Gobierno recurra a un método indirecto para aumentar la carga tributaria, dejando de lado la transparencia en cuanto a la forma de proponerlo”, explica Álvarez Desanti.
Sin el respaldo de los 18 diputados del PLN, el plan antievasión de Solís queda sobre la cuerda floja, debido a que para aprobar nueva legislación relacionada con impuestos, se requieren al menos 38 votos de los 57 diputados.
Sobre este tema Juan Luis Jiménez, jefe de fracción de los verdiblancos, anunció que obligarán a Solís a cumplir su promesa de no aprobar nuevos gravámenes en los primeros dos años de trabajo.
“Cuando estaba en campaña, don Luis les dijo a los costarricenses que no necesitaba nuevos gravámenes en los primeros dos años para gobernar, y ahora viene a hacer lo contrario. El PLN le toma la palabra y no aprobará ningún gravamen más hasta que se cumpla ese periodo”, indicó Jiménez.
La ley antievasión fue enviada por Solís al Congreso a inicios de agosto, con el objetivo de reducir en un 1% del PIB el déficit fiscal.
Para ello, pretende obligar a los profesionales liberales como abogados y médicos, a solo recibir tarjetas de crédito y débito a la hora de cobrar sus honorarios. La propuesta también pone un límite máximo a los intereses máximos deducibles del pago de renta, elimina la exoneración del pago del impuesto sobre los dividendos y busca gravar por vez primera los alquileres de casas que se contraten por menos de un mes.
Además del plan antievasión, el Gobierno quiere impulsar la aprobación del IVA y la renta global. Con todas esas medidas pretende reducir el déficit fiscal en unos 3% del PIB.
“Hace algunos días, se anunció el aumento del riesgo país por parte de la calificadora Moody’s. Esto ya había sucedido en otras oportunidades y, claramente, como lo dice la propia agencia, es el resultado de la incapacidad acumulada de muchos gobiernos. Sin embargo, con el diálogo que hemos iniciado junto a los diputados, estoy seguro que podremos sacar la tarea”, expresó el mandatario.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR