Liberación Nacional enfrenta primeras disputas por el poder
Pese a que renunció en campaña por falta de dinero y apoyo en las encuestas, Johnny Araya no oculta que tiene intereses políticos. Archivo/La República
Enviar

Dirigencia espera surgimiento de nuevos líderes este sábado

Liberación Nacional enfrenta primeras disputas por el poder

Verdiblancos discutían anoche si Asamblea Nacional será a puerta cerrada

En el marco del debate sobre la derrota electoral de la pasada campaña, Liberación Nacional podría enfrentar este sábado las primeras disputas por el poder, de cara a 2018.

201411070002100.n55.jpg
Pese a que renunció en campaña por falta de dinero y apoyo en las encuestas, Johnny Araya no oculta que tiene intereses políticos. Archivo/La República
Así lo reconocen varios dirigentes de ese partido, quienes creen que en la Asamblea Nacional surgirán nuevos líderes.
Al margen de la renuncia de Johnny Araya a la contienda y de los informes financieros de la campaña, habrá dirigentes del PLN que querrán hacerse notar en este proceso, que se supone es de renovación y unión.
“No creo que se vean las tendencias, pero sí se darán las primeras manifestaciones de liderazgos proactivos, para restaurar y relanzar a Liberación. Las expectativas que tengan diferentes personas dentro del PLN, no solo son naturales, sino también obligatorias en una agrupación política”, expresó Rolando González, exgerente de campaña y diputado del PLN.
Esos liderazgos deben manifestarse para ayudar a sanar heridas y redefinir el rumbo del partido, agregó el legislador.
Una de las figuras que estarán presentes en la Asamblea Nacional del sábado en el Edificio Cooperativo, es José María Figueres, expresidente de la República, quien ha estado al margen de procesos internos desde hace muchos años y que recientemente regresó al país para conformar la “Vía Costarricense”.
Además de Figueres, ya confirmó su participación Laura Chinchilla, expresidenta, mientras que los otros exjefes de Estado, Luis Alberto Monge y Óscar Arias, estarán presentes por medio de sus delegados.
En el “arismo” no hay figuras visibles, pero se señala a Guillermo Zúñiga, exministro de Hacienda; Bruno Stagno, excanciller, o María Luisa Ávila, exministra de Salud, para liderar esa tendencia.
Ávila indicó a este medio que volvería a la palestra política, si el arismo lo requería.
Por su parte, el excandidato Araya procurará no salir muy golpeado del encuentro con sus correligionarios, pues él mantiene intereses políticos.
Para todos los verdiblancos consultados es claro que no es conveniente convertir la Asamblea Nacional del sábado en una lucha de tendencias.
Sin embargo, también hay un grupo numeroso de liberacionistas que desean explicaciones de la derrota histórica de abril y sobre todo, enfrentar a Johnny Araya, quien renunció a la contienda argumentando falta de apoyo y dinero.
“Después de seis meses la discusión de lo que se dio en campaña no se ha dado. Yo apuesto, a que nuestro partido manifestará su molestia con Araya y el comando de campaña de una forma respetuosa”, agregó Kyra de la Rosa, subsecretaria del PLN.
Ayer por la noche, el Directorio Político del PLN discutía una solicitud defendida por dirigentes cercanos a Araya, para que la Asamblea Nacional sea a puerta cerrada. Al cierre de edición, no fue posible conocer el resultado.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios