Leyendas dicen adiós a las Olimpiadas
Michael Phelps lloró en su despedida con el equipo de Estados Unidos.Gabriel Bouys- AFP/La República
Enviar

La huella que dejarán algunos atletas en la historia olímpica no tendrá olvido. El éxito que les sigue tras su logros es imborrable, ni el tiempo les dará sepultura.

La natación perdió al “Tiburón de Baltimore”, Michael Phelps, quien obtuvo 28 medallas, 23 de oro, tres de plata y dos de bronce.

Debutó a los 15 años y cinco Juegos Olímpicos después, a la edad de 31 años, dijo adiós para siempre.

Por su parte, las pistas no volverán a ver al ser humano más veloz del planeta. Usain Bolt, el jamaiquino dueño de las pruebas de 100 metros y 200 metros en atletismo, se despide con el récord olímpico en ambas campos.

"Me estoy haciendo viejo, creo que son mis últimos juegos", reconoció el “Rayo” Bolt.

Además de estos dos hombres, Manu Ginobili tendió su camiseta con Argentina y lanzó sus últimas canastas portando la albiceleste.

En la NBA lo consiguió todo, y con su selección fue parte del equipo dorado en 2004. Manu se ubica en el sexto puesto de máximos anotadores de las Justas con 523 puntos.

Por último, la lista la completa una de las mujeres más trascendentales en el atletismo y quien lamentablemente fue la gran ausente de los Juegos en Río.

La rusa Elene Isinbayeva dos veces campeona olímpica y una vez bronce en salto de garrocha, no estará en Tokio 2020.

A sus 34 años, la atleta fue vetada por su país en un escándalo de dopaje, y a pesar de vetar la decisión, su comité le prohibió competir. No obstante, su legado brillará por siempre.


Ver comentarios