Enviar
Ayer se conocieron las 578 mociones de reiteración que se le habían presentado al texto
Ley sobre apertura a un paso de votación

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Conforme pasan los días se acerca cada vez más el momento en que la Ley General de Telecomunicaciones sea votada en primer debate.
Ayer por la tarde se creía que uno de los proyectos más polémicos de la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos iba a convertirse en el sexto en aprobarse; sin embargo, la posibilidad se vio truncada cuando la presidencia del Congreso se percató de que el acta de la sesión anterior —en la que se habían conocido las últimas mociones de reiteración— no había quedado en pie.
Ayer por la mañana se terminaron de tramitar las últimas 163 modificaciones que quedaban pendientes de las 578 presentadas, en su mayoría por el Partido Acción Ciudadana y el Frente Amplio.
La iniciativa podría ser votada hoy si se logra conformar el quórum en la sesión extraordinaria de la mañana. De no ser así la votación se trasladaría para mañana en la tarde, pues los miércoles por la tarde los diputados solamente ejercen el control político y no someten nada a votación.
Para esta votación el proyecto podrá ser aprobado con 29 votos, no obstante en el segundo debate —una vez que la Sala IV resuelva la consulta de constitucionalidad a la que se someterá el proyecto— el texto ocupará 38 votos para ser ley de la República.
El texto de la ley contiene las especificaciones que regulará el mercado de este sector una vez que quede en pie la apertura, esto mediante la creación de instancias como el Fondo Nacional de Telecomunicaciones y la Superintendencia de las Telecomunicaciones, esta última será la que fije las tarifas y regule la competencia, cada vez que el Poder Ejecutivo otorgue una concesión a una firma extranjera.
“Dieciséis largos meses hemos discutido este proyecto de manera responsable y propositiva y hoy estamos complacidos porque impulsamos la apertura de las telecomunicaciones, enmarcada dentro de un modelo de apertura y competencia, donde la regulación garantice el equilibrio y la efectividad del servicio, de la mano del acceso universal”, señaló Lorena Vásquez, jefa de fracción de la Unidad Social Cristiana.


Ver comentarios