Enviar
Legislación sufriría reforma con menos de un mes de estar en vigencia
Ley de Tránsito se estrella con sus propios errores

• Legisladores se culpan de errores cometidos en la normativa

Carlos Jesús Mora
[email protected]

A menos de un mes de haber empezado su recorrido por las calles nacionales la nueva Ley de Tránsito se estrelló con sus propios errores y ahora se dispone a dar marcha atrás y regresar al plenario legislativo para su reparación.
El ambiente en Cuesta de Moras es propicio aunque en este momento todas las fracciones legislativas se culpan entre sí por los defectos que le dejaron y con los que la mandaron a las calles nacionales.
Ayer la mayoría de los legisladores, los mismos que en diciembre dieron su respaldo al plan, advirtieron sobre los yerros que tiene la ley en cuestiones de desproporcionalidad de las penas, roces con la Constitución Política y contradicciones con el Código Penal.
“Sorprende que a muy pocos días de haberse aprobado la Ley de Tránsito muchos señores y señoras diputados que apenas hace un mes la avalaron, defendieron y votaron el proyecto, criticando nuestra posición, hoy cambian de criterio y están de acuerdo en revisar y variar lo que ellos apoyaron alegremente”, dijo Luis Antonio Barrantes, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Los primeros desperfectos en esta nueva legislación corresponden a presuntos roces con los artículos 39 y 41 de la Constitución Política, los cuales consagran el “principio de tipicidad, legalidad, y reserva de ley”, según la consulta que ayer mismo envió a los magistrados de la Sala IV.
Las ambigüedades fueron señaladas el pasado jueves por David Hernández, juez del Tribunal de Flagrancia durante el primer juicio por conducción temeraria contra una mujer de apellidos Acuña Aguilar.
El juez se refirió principalmente al artículo 244 bis del Código Penal, y los artículos 1° y 199 de la Ley de Tránsito.
El 244 bis se refiere a la conducción temeraria y en el que el Ministerio Público se basó para desarrollar la acusación contra Acuña. Este sanciona con prisión de uno a tres años a las personas que incurran en tal falta.
Hernández resaltó que la legislación no explica qué tipo de vehículo debe conducir la persona para ser sancionada o en qué lugar, por lo que el día del juicio no hubo un veredicto, a la espera de que la Sala IV se pronuncie.
“Veremos cuál es la respuesta de los magistrados, esta ley ha sido eficaz, lo vimos en las fiestas de fin de año y ahora en Palmares, si hay que hacerle arreglos se los haremos, como a cualquier otra legislación. Que los libertarios no vengan ahora a señalar y acusar al resto de diputados, si hubieran colaborado en vez de obstruir quizá la realidad hoy sería otra”, dijo Lorena Vásquez, jefa de fracción de la Unidad Social Cristiana.
Por su parte, el oficialismo trata de minimizar los roces con la Constitución y asegura que todo se debe a “errores en el articulado” de la ley.
Este viernes, a la hora de cierre de esta edición, el Poder Ejecutivo no se había pronunciado sobre el asunto, a pesar de ser uno de los defensores a ultranza de la nueva legislación.
La semana entrante se volvería a formar una comisión integrada por miembros del Ejecutivo, diputados y jueces para analizar la ley y enmendarla.



Ver comentarios