Enviar
Mientras que G-38 y Gobierno apoyan eliminar la consulta a los pueblos indígenas, la oposición defiende que no se prescinda de ella
Ley de agenda paralela enfrenta a legisladores

• Prórroga se negociará semana entrante durante visita de comitiva de Gobierno a Washington

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La batalla que se libraba hasta hacía unos meses en el Congreso, entre los legisladores promotores y opositores del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) y su agenda de acompañamiento, se volvió a reactivar.
Los ataques entre las fracciones promotoras del acuerdo y las detractoras se dan ahora por la diferencia de criterio sobre la mejor manera de enmendar el último proyecto de la agenda de implementación, declarada inconstitucional el jueves anterior por la Sala Constitucional.
El pasado jueves los magistrados de la Sala IV declararon ilegal el proyecto sobre Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, a raíz de que los diputados no realizaron una consulta a los pueblos indígenas sobre un tema de manipulación de plantas y productos vegetales.
El Partido Acción Ciudadana (PAC) y sus diputados aliados en la lucha contra el Cafta aseguran que la consulta a los pueblos indígenas que se obvió por los diputados del G-38 debe ser realizada, aunque esto requiera más de un año y precise poner en vigencia el tratado.
“Esta consulta debe realizarse, no puede obviarse, aquí lo que siempre hubo fue una prisa por sacar todo rápido”, dijo Rafael Elías Madrigal, diputado rojiamarillo.
Aunque en el bando de los promotores del Cafta hay más diputados, hoy todo parece indicar que aún no hay un consenso entre ellos.
Si bien Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana comparten la idea de prescindir de la consulta a los indígenas, el Movimiento Libertario aún no respalda la posibilidad abiertamente y se empeña en señalar que ellos habían advertido el error.
“Nosotros lo advertimos, ellos sugieren eliminar ese inciso, pero nosotros queremos que nos hablen con calendario en mano”, argumentó Luis Antonio Barrantes, jefe de los libertarios.
Ayer en la noche los diputados de la Comisión de Consultas de Constitucionalidad no lograron resolver esta disyuntiva, para lo cual tienen solo 24 horas más, de las 48 que la Presidencia del Congreso les dio para presentar una recomendación al Plenario.
La integración de la comisión permitiría no hacer la consulta a los pueblos autóctonos
El realizar la consulta o no a los pueblos indígenas crea dos escenarios muy distintos para el Cafta.
Llevarla a cabo implica que la tramitación del proyecto y por ende la entrada en vigencia del acuerdo se tarde aproximadamente tres meses más. El hacerla requiere como mínimo un año más de discusión.
El gobierno como promotor del Cafta respalda prescindir de la consulta; de hecho, este es el panorama que presenta a Estados Unidos y el resto de los países centroamericanos en las negociaciones para conseguir una segunda prórroga, según dijo Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior, quien además comentó que los reglamentos paralelos a los proyectos de apertura del mercado de los seguros y telecomunicaciones, como los de Propiedad Intelectual quedarán en pie a más tardar el miércoles entrante.
La segunda prórroga que Costa Rica deberá solicitar para cumplir con todos los requisitos del convenio se concretaría la semana entrante, durante la visita que realice una comitiva del Gobierno encabezada por el presidente Oscar Arias a Washington.
Ver comentarios