Lexus no puede seguir el ritmo del segmento de lujo de los SUVs
Foto Bloomberg.
Enviar

Lexus fue posiblemente el primer fabricante de automóviles en hacer que el segmento de vehículos utilitarios deportivos de lujo fuera algo esencial para los hogares suburbanos.

Su RX debutó en 1998 en $43 mil 120, equivalente a unos $64 mil 540 dólares de hoy, y ha vendido más de 1.7 millones de unidades desde entonces, la mayor cantidad frente a cualquier vehículo utilitario deportivo de lujo en Estados Unidos.

Los vehículos utilitarios deportivos de lujo constituyen el segmento más alentador, más rentable y más sólido del mercado de automóviles en la actualidad. Sin embargo, el modelo 2017 del Lexus GX 460 de lujo no puede mantener el ritmo.

Cuando realizas la prueba de conducción a 100 autos por año, los fracasos tienden a resaltar por sí solos frente a los diversos aciertos.

No es que el GX sea un mal auto. Es grande y confiable y no es tan feo. Solo que se siente un tanto irrelevante.

Si usted ama la rejilla rectangular de gran tamaño del Lexus y desea ocultarse entre los compañeros de los suburbios en una plataforma todoterreno de alta conducción, el GX es perfecto. Comparte gran parte de la mecánica y carrocería que tiene el modelo Toyota Land Cruiser Prado de $84 mil 775 – y por bastante menos dinero. El desafortunado estilo en el frente es algo único del GX.



Ver comentarios