Letras del Tesoro suben volatilidad
Enviar
Letras del Tesoro suben volatilidad

Nueva York- La fuga global hacia la seguridad de la deuda gubernamental está causando los mayores vaivenes de precios en las letras del Tesoro en tres años, ahuyentando a los operadores que dependen de modelos de computadora para guiar sus estrategias y elevando los costos para los inversionistas.
La volatilidad subió el mes pasado a su máximo desde mayo del 2004 conforme los inversionistas, sacudidos por las pérdidas en títulos valores contaminados por hipotecas “subprime” o de alto riesgo morosas, compraron bonos de deuda de Estados Unidos, según datos compilados por Merrill Lynch & Co. Morgan Stanley, el segundo banco de inversión más grande de Estados Unidos por valor de mercado, respondió deteniendo la compra y venta guiada por computadora de letras del Tesoro, dijo Sanjay Verma, titular de negociaciones de bonos gubernamentales de Estados Unidos.
El repliegue de los llamados operadores de caja negra y de fondos de cobertura hizo que los pedidos de bonos del Tesoro caigan hasta 80%, dijo Mark Ficke, director gerente primero de ESpeed Inc., el segundo corredor entre operadores más grande. Las firmas bursátiles incrementaron las comisiones hasta nueve veces para evitar pérdidas si las ofertas para compra o venta de bonos súbitamente desaparecen, según Mark MacQueen, socio de Sage Advisory Services Ltd., en Austin, estado de Texas, el cual supervisa $5 mil millones.
“Si uno pilotea un avión bajo la guía de instrumental y entra en un huracán probablemente volverá a tomar el volante y prestará mayor atención”, dijo John Roberts, director gerente de negociación de bonos gubernamentales de Barclays Capital Inc. en Nueva York. “Desde una perspectiva de operadores, tal vez uno reduce el monto de riesgo. Algunos desconectan totalmente el enchufe”.
El índice MOVE de Merrill Lynch, un indicador, basado en opciones, de expectativas de oscilaciones de precios en letras del Tesoro, tocó un máximo de tres años de 118,5 el 9 de agosto. Esa lectura significa que los operadores esperan un rango de rendimiento de 118,5 puntos básicos sobre una base anualizada en el mes venidero. El índice cayó a un récord de 51,2 en mayo. Un punto básico es 0,01 punto porcentual.
“No hay duda de que incluso el mercado más líquido del mundo, el mercado del Tesoro, ha estado enfrentando brotes de iliquidez, una ocasional tasación discontinua y más anomalías de lo habitual”, dijo Paul Yablon, director de negociación global macro de RBS Greenwich Capital en Greenwich, estado de Connecticut. “Es típico de un ambiente de crisis financiera”.
Las oscilaciones de precios aparecieron lo máximo en el mercado de letras del Tesoro, los títulos más seguros con las maduraciones más cortas. Hubo 15 días el mes pasado en los que los rendimientos en los bonos de tres meses variaron en 10 o más puntos básicos, según datos compilados por Bloomberg. Ello ocurrió solamente seis días desde el comienzo del 2002 hasta julio inclusivo. Hubo tan solo cinco de tales oscilaciones después de los ataques terroristas de septiembre del 2001.
“La volatilidad llevará a diferenciales más amplios, menos liquidez y más riesgo”, dijo MacQueen, de Sage Advisory. “Uno paga un poco más para conseguir que se hagan las transacciones”.

Ver comentarios