León cocinado en el Puerto
Enviar
León cocinado en el Puerto
Con toda justicia y merecimiento Puntarenas doblegó al tricampeón nacional

No se habían acomodado los equipos en la cancha, cuando ya Puntarenas había dejado escapar dos oportunidades de gol; Yendrick Ruiz tiró débil a manos de Patrick Pemberton y enseguida, tras una pared con el propio Ruiz, Diego Brenes remató desviado solo frente al arquero. Después fue Ariel Rodríguez el que tocó de cabeza alto, con toda la puerta por delante.
Mal presagio para los manudos y gran arranque de los discípulos de Rónald Mora, dispuestos a amarrar la primera victoria del campeonato. Impulsados por el vértigo de Francisco Flores por el carril izquierdo, el talento de Diego Brenes en la mitad del campo y la explosividad de Cardozo y Nelson, más la picaría de Ruiz que le sacaba a la desordenada retaguardia eriza muchas faltas, el Puerto fue amo y señor de la primera parte, aunque, por esas cosas raras que tiene el juego del fútbol, fue Alajuelense el que casi abre el marcador, cuando Allen Guevara no pudo cerrar ante la red un centro preciso de Juan Gabriel Guzmán.

Los chuchequeros buscaron portillos ofensivos por toda la cancha; Willy Eras tenía maniatado a Pablo Gabas y entre Darío Delgado y Roberto Segura se bastaban para controlar al único pivote erizo, Fernando Sequeira. En ataque, Darío siempre se presentaba como un fantasma a la espalda de Davis y el novato Soto. En ese sector le puso pase de gol a Ruiz que no supo cerrar y al minuto 36 repitió la acción, sólo que en esta ocasión, su servicio lo mandó a la red el ariete Ariel Rodríguez, único gol del partido.
La verdad es que Puntarenas debió meter otro golcito para hacer justicia a lo que se vio en la etapa inicial.
Como es costumbre y al mejor estilo de Óscar Ramírez, con el marcador en contra la Liga arriesgó más en el segundo tiempo; entraron temprano Alejandro Alpízar y el brasileño Everton y por lo menos pudieron equilibrar las acciones pero sin mayor peligro en ofensiva.
Puntarenas bajó un poco el ritmo, el Macho Mora hizo tres variantes destinadas a frenar los ímpetus del binomio que metió la Liga, por ahí a Alpízar se le fueron un par de oportunidades por no poder sostener la bola en posición ventajosa y un tiro libre del mismo Alpízar que se estrelló en el horizontal, sostuvo la victoria mínima porteña, que pudo aumentarla si Edder Nelson no bota un disparo frente a Pemberton, luego de que madrugara a Jorge Davis.
Primer triunfo de Puntarenas; tercera derrota del Alajuelense en cinco partidos, vaivenes en la clasificación del Verano, un torneo que sigue dibujando sorpresas.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios