Enviar
Pedro Pablo Quirós, presidente del ICE, afirma que plan no da prioridad a abastecer al país
“Le temo al texto de apertura eléctrica”
Jerarca se sincera al reconocer que aún no están preparados para competir

En su oficina ya se notan las labores de mudanza. Varios recuerdos y adornos reunidos en una mesita denotan que están prontos a ser trasladados a otra oficina.
No obstante, Pedro Pablo Quirós, quien el sábado dejará la presidencia ejecutiva del Instituto Costarricense de Electricidad, sacó poco más de una hora para conversar con un equipo de LA REPUBLICA.
Sobre su gestión dice salir satisfecho, aunque reconoce que deja trabajo pendiente; pero a lo que puso especial atención es al futuro del sector eléctrico de aprobarse la ley que discute la Asamblea Legislativa, pues considera que este plan no da prioridad a abastecer al país.

¿Cuál es el principal logro al frente del ICE?
Me siento satisfecho de conseguir un decreto al arranque, para tener fondos y poner a caminar al ICE. Tenía varios años de estar muy sentado y a través de un decreto se logró tener un empréstito de $220 millones y así, a la espera de que pasara la Ley de Fortalecimiento del ICE que apalancaba mucho más las inversiones, se logró poner esta máquina en marcha. Todo esto a pesar de que al día de hoy se tienen seis años de que no ha habido aumento tarifario en telecomunicaciones; eso es como si se hubiesen reducido las tarifas en un 50%; si usted ve la inflación y la devaluación ese es más o menos el impacto.

¿Qué deja pendiente de lo que hubiera querido sacar?
A mí me hubiera encantado sacar Pirrís y ponerlo en operación, pero lamentablemente tuvimos un incidente muy grande que fue la tormenta Alma que nos destruyó muchas cosas.

¿Siente que el ICE tiene enemigos?
Lo que tiene alrededor no lo llamaría enemigos sino oportunistas, porque quieren tal vez darle mordiscos al ICE y tratan de que haga una cosa y luego adueñarse de esa cosa, pero eso es normal en un mercado abierto; por eso lo que tiene que hacer la institución es aprender a jugar con competencia leal y desleal.

¿Ha identificado a esos oportunistas?
Hay varias empresas fantasma, pero decir los nombres internacionales no se puede porque se cuidan, pero subcontratan la adquisición de las torres en nombre de empresas costarricenses nuevas. Pero, por ejemplo, han llegado a adquirir terrenos como cinco minutos antes de que el ICE llegue y claro uno siente que de alguna manera obtuvieron información privada interna nuestra.

¿Qué opinión tiene de la Superintendencia de Telecomunicaciones como regulador del mercado?
Creo que Sutel tiene problemas administrativos muy serios; es decir cuando la gente habla de Sutel piensa en los directores de Sutel, yo pienso en un cuerpo de expertos maduros, que no vienen a aprender su oficio sino que ya lo saben. Sutel está subequipada de seres humanos, más bien es admirable ver la concentración de trabajo de Sutel en media docena de empleados y eso es ingrato, a la hora de hablar con ellos más bien yo he dicho que ojalá uno de estos tipos tan fajados sea empleado mío, creo que hay una ingratitud en la percepción. Que Sutel, como está, pueda funcionar lo pongo en tela de duda, porque no tiene el contenido humano que necesita para regular el mercado que se está abriendo.

¿Está el ICE preparado para enfrentar la competencia?
Le falta un poco.

¿En qué?
En fortalecer la relación con sus clientes. Debemos conocer al cliente no por las coordenadas geográficas sino por el perfil que tienen, por ejemplo, en una casa de tal dirección, el ICE tiene que saber cuántas personas viven, qué edad tienen, quiénes son y de ahí dirigir sus campañas de mercadeo con mejor conocimiento del perfil de su cliente. Con mercados abiertos eso existe. Además debe tener una mejor calidad de atención a través de centros de llamadas y de mostradores y entrenar a la gente. Lo podría poner de la siguiente manera, si usted abre una oficina y la gente no llega, el empleado del ICE debe ir a la calle y ver qué pasa, cómo se identifica con su clientela, cómo le puede servir y vea qué lejos estamos de eso.

¿Cuál es el principal rival que usted ve del ICE?
Su lentitud interna. Resolviendo la lentitud no hay problemas con cualquier rival; los rivales van a tener problemas de montaje, no conocen el ambiente, si son extranjeros tendrán que acomodarse a ese ambiente. Registrar empresas en Costa Rica se las trae. Coja usted cualquier empresa de cualquier industria y pregúntele cuánto le tomó montarse, no baja de seis meses.

¿Qué debe hacer el ICE para mejorar?
Se ha tratado de tener un rediseño interno para establecer una subgerencia comercial. ¿Qué hará la competencia? Pondrá a un supervendedor como gerente comercial y ese supervendedor tendrá a otro vendedor detrás que va a manejar la ingeniería para servirles a los clientes. Ese modelo se ha tratado de estructurar aquí; falta la aprobación pero se le dijo a mi sucesor que esas decisiones no es recomendable introducirlas antes de que él tome el mando.

¿Por qué no se hizo antes?
Porque hace un tiempo tuvimos un salacuartazo y la Sala Constitucional nos dijo, preferimos que no modifique la estructura hasta nuevo aviso, y el nuevo aviso llegó hace dos semanas.

¿Cuál es el principal consejo que le daría a su sucesor Eduardo Doryan?

Que no se canse de repetir, repetir y repetir. Aquí la presidencia tiene que ser como un profesorado donde uno viene a enseñar y tiene que repetir todos los días. Hay que repetir porque las altas esferas no están acostumbradas a bajar el mensaje de las juntas directivas o de reuniones con la presidencia. Yo no he podido tener éxito en sentir de que bajan el mensaje a sus brazos derechos y de sus brazos derechos más abajo.

¿Tiene Costa Rica suficiente gente para cuatro competidores?
Me parece que no. Mi criterio como profesional es que no. Hay varias tesis diferentes; en algunos países la decisión es que ingresen uno por uno conforme se vaya saturando el mercado, otros deciden sobre la profundidad de un estudio serio, pero hasta ahora ese estudio serio no ha llegado a mis manos; ha llegado una referencia de diez páginas sobre datos de un señor (…) y a la referencia de ese señor todos le dan su interpretación. Unos lo cogen para un lado diciendo que deja abierta el número de operaciones que deben entrar y otros dicen que sugiere la entrada de uno por uno.

¿A qué se le debe poner más atención, a telecomunicaciones o a electricidad?

Los dos tienen problemas pero hay que ponerle atención a lo eléctrico. Se debe garantizar el abastecimiento y hay siete proyectos en marcha.

¿Qué opinión tiene del texto de ley que promueve abrir el mercado eléctrico?
Le temo al texto de apertura eléctrica, porque no considera la evaluación de que la crisis eléctrica no está resuelta; entonces abre un mercado sin poner un transitorio de que Costa Rica debe tener prioridad en la producción dentro de su territorio. Estoy casi seguro de que esa ley va a ser muy discutida.

¿Cómo deja al ICE financieramente?
Muy bien. Como cinco veces mejor de como lo asumí y eso a pesar de no tener tarifas. Tanto es así que Fitch nos dio calificación triple A.

¿Se arrepiente de haber llegado a la cuestionada fiesta en helicóptero?
Ni en lo más mínimo. Esa es una cosa distorsionada, si yo trabajo todos los fines de semana y andaba trabajando; a mí nadie me va a sacar de ese tema, esa es una distorsión política. A mucha gente le duele mucho esa difamación.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios