Enviar
Fishman, Mendoza y Granados, grandes ganadores
Le sacan jugo a la Alianza
Presidenciables” los colocan encuestas


Casi un año después de haber asumido las riendas del Congreso, diputados de oposición contabilizan hoy réditos políticos de la Alianza por Costa Rica.
Arropados por un grupo de otros 28 legisladores, Luis Fishman, de la Unidad Social Cristiana; Juan Carlos Mendoza, de Acción Ciudadana (PAC) y Víctor Emilio Granados de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), se convirtieron no solo en figuras reconocidas, sino también en políticos considerados “presidenciables”.
La exposición, la batalla contra gastos innecesarios en el presupuesto y la lucha contra el plan fiscal, explican parte de su éxito.
Durante la discusión del plan de gastos y el paquete fiscal, el socialcristiano lideró a la oposición y logró que el 66% de los costarricenses considerara necesario recortar el presupuesto estatal, debido a un supuesto despilfarro.
Asimismo, Fishman es el socialcristiano que en estos momentos goza de mayor popularidad para encabezar una lucha presidencial, pues cuenta con un 23% de apoyo popular, doblando incluso al expresidente Rafael Angel Calderón.
En mayo del año pasado, cinco bancadas de oposición conformaron la Alianza por Costa Rica, con el objetivo de desplazar a Liberación Nacional del directorio legislativo e impulsar una agenda de proyectos.
En aquella ocasión, los 31 votos de la oposición permitieron que por primera vez en la historia, un integrante del PAC se convirtiera en Presidente del Congreso.
A pesar de su juventud, Mendoza supo mover sus fichas, disipó rápidamente las dudas sobre él y condujo con éxito una Asamblea Legislativa multipartidista, la cual aprobó en los últimos dos meses, proyectos como la ley antitabaco y el plan fiscal.
El novel diputado también adquirió notoriedad al enfrentarse abiertamente a Ottón Solís, líder y fundador del PAC por el paquete fiscal que negoció con el Gobierno y que se votó este miércoles.
La reacción del máximo jerarca del Congreso, lo destacó como una voz autorizada y disidente a las posiciones de Solís en las filas rojiamarillas y que recientemente, impulsó y logró varios cambios para flexibilizar el código de ética del PAC contra la voluntad de Solís.
A lo interno del PAC, Mendoza es una promesa política para futuras elecciones nacionales, aunque hay quien no lo descarta para 2014.
Para explicar el rédito político alcanzado por Granados, se conjugan una serie de aspectos.
La jefatura de fracción en el PASE por dos años consecutivos y el haber ocupado la presidencia en la Comisión de Concesiones y la Comisión de Financiamiento de Partidos Políticos, le dieron una gran exposición pública.
Sin embargo, lo más importante de todo es que demostró gran capacidad para liderar foros legislativos álgidos.
En ese sentido, ya sean los legisladores de oposición, como los propios oficialistas, ven a Granados como un diputado potable para dirigir la Asamblea Legislativa ante la falta de acuerdo.
Asimismo, las encuestas lo ubican como el segundo en importancia en el PASE con un 8% de apoyo popular.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios