“Le agarré el gusto a ser seleccionador”
“Hasta ahora que me pongo a pensar en mí (en la Copa Oro como vitrina), yo solo quiero trabajar y lo bueno ya vendrá por añadidura”, afirmó Óscar Ramírez, técnico de la Sele. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Quince minutos para volver a hablar con Óscar Ramírez, técnico de la Selección.
Se ve relajado, hasta alguna broma da de vez en cuando. “Siguiente paciente… Esto es como un consultorio”, dice refiriéndose a los periodistas que lo entrevistamos, ya que después de 15 minutos sale uno del auditorio del Proyecto Gol e ingresa otro.
Ya han pasado siete meses desde que asumió como entrenador de la Tricolor. En el camino enfrentó a selecciones como Brasil y hasta inició la eliminatoria (dos triunfos, Haití y Panamá).
Ahora vienen dos duelos con Jamaica para seguir en la lucha rumbo a Rusia 2018 y después la Copa América Centenario.

¿Cómo es un entrenamiento con Óscar Ramírez?
Entramos con el calentamiento, tratamos que sea basado en lo que sigue por trabajar, si son aspectos ofensivos o defensivos para que el jugador vaya sintiendo a lo que va. Antes de eso hacemos video y reflexionamos sobre ese tema.

¿Habla mucho con los jugadores durante el entrenamiento?
Me gusta estar corrigiendo mucho. Lo que hago es visualizarles a ellos la forma de cómo resolver el partido, preguntarles y me gusta saber lo que ellos están sintiendo. En algún momento hay una observación, algún detalle de parte del jugador, que también aporta.

¿Después de un partido le da muchas vueltas a la situación o duerme tranquilo?
Uno lo sigue jugando. Contento si gano pero siempre pensando en una situación equis. Si se pierde es más difícil, se queda uno todavía más tiempo buscando el porqué; dónde estuvo el fallo del planteamiento.

¿Qué tanto estudia al rival?
En general veo videos de cuatro o cinco partidos de un equipo. Los repaso y los resumo, los corto.
Tengo que masticarlos para que me queden bien claros todos los aspectos del rival.

¿Por qué no se le ve en los estadios nacionales?
Yo grabo casi todos los partidos. Cuando estamos viendo algún jugador, dándole más seguimiento, mando a Alejandro (Larrea) o Luis (Marín), y luego venimos acá nos sentamos y analizamos.
Así no me desgasto y a la vez puedo ver varios partidos, no solo los de aquí sino también los de afuera.

¿Qué es lo que más le ha gustado de estos meses como entrenador de la Sele?
(Piensa) Le he agarrado el gusto. Por como yo trabajo se presta, me queda espacio para planear.
Por ejemplo el campeonato te agarra domingo, miércoles, domingo, y aunque comenzás fresco hay un momento en que la mitad del campeonato ya es cansado.
En la Selección te da un chance, te cansás también, pero llega un momento en que uno se puede recuperar mejor.

¿Será la Copa América una vitrina para Óscar Ramírez como entrenador?
A mí lo que me preocupa es que el equipo juegue bien, que haga una buena presentación.
Sabiendo que es halagador participar en un torneo tan prestigioso, que son los 100 años, que es de alta categoría y eso es lo que más me gusta.
Pero hasta ahora que me pongo a pensar en mí, yo solo quiero trabajar y lo bueno ya vendrá por añadidura.

¿Siente la presión de la eliminatoria y la Copa América?
Es una responsabilidad fuerte, grande. Tengo un cuerpo técnico excelente, y un gran grupo de muchachos. Así que me da para pensar que si se hace un buen trabajo, si se planifica bien, se pueden hacer buenas presentaciones.



 



Ver comentarios