Enviar
Latinos urgen a evitar desplome financiero

Los dirigentes latinoamericanos iniciaron ayer una semana de intensa actividad diplomática en la ONU donde urgirán a los países ricos a evitar un desplome financiero, del que la región no saldría indemne.
La preocupación por la crisis económica planeará en los debates de la Asamblea General de la ONU, que reúne en Nueva York del 21 al 27 de septiembre a dirigentes de 193 países para tratar temas candentes de la actualidad internacional y que está precedida desde ayer por foros de alto nivel y numerosas reuniones bilaterales.
A tres años de que explotara la crisis con la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, la lenta recuperación de Estados Unidos y la crisis de la deuda en Europa desata de nuevo todas las alarmas.
En el plano político, la demanda que presentarán este viernes los palestinos para ser reconocidos como Estado de pleno derecho en la ONU es el centro de muchos encuentros previos en Nueva York, aunque se da por sentado que no prosperará por el ya anunciado veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad.
Los mandatarios latinoamericanos han avanzado en sus capitales que en la tribuna de la ONU expondrán la preocupación por la crisis económica del mundo desarrollado, abogarán por fortalecer el multilateralismo y plantearán temas diversos de interés nacional.
Países emergentes, con China, Brasil e India a la cabeza, que lideran el crecimiento mundial han ofrecido su ayuda a la Unión Europea (UE) y a Estados Unidos para estabilizar los mercados y claman por una mayor coordinación internacional.
Ese gesto reforzará su posición política para otras demandas como que América Latina y Asia tengan mayores cuotas de poder en los organismos multilaterales, copados ahora por Estados Unidos y Europa, y simboliza un cambio de tendencia del orden mundial.
El presidente del Banco Central de Brasil, Alexandre Trombini, abogó ayer en Lisboa por una acción coordinada para evitar un deterioro de la situación mundial y apuntó que el G-20, que agrupa las 20 economías más poderosas del planeta, puede ser "todavía más importante" ahora de lo que fue en la crisis financiera de 2008.
En paralelo a la Asamblea General, se celebran varios foros de alto nivel.

Naciones Unidas
EFE

Ver comentarios