Enviar
Latinoamérica pide ayuda contra calentamiento


Nusa Dua, Indonesia
EFE

Latinoamérica solicitó ayer en la isla de Bali un mayor compromiso para luchar contra el cambio climático, recordó su vulnerabilidad y urgió a establecer ayudas que le permitan adaptarse a las consecuencias del aumento de temperaturas.
La apertura del tramo ministerial de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático mantuvo el tono general vivido esta semana en Bali: los países en vías de desarrollo pidieron mayores responsabilidades a los industrializados y la mayoría de los poderosos eludieron compromisos concretos.
El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, fue muy claro en su intervención de hoy al reclamar a los países ricos que “dejen de predicar y den ejemplo”, mientras que la ministra de Medioambiente de Chile, Analya Uriarte, llegó a pedir que se pongan en marcha mecanismos para que Estados Unidos asuma su parte de responsabilidad en el calentamiento global.
Los países latinoamericanos que intervinieron ayer recordaron a los industrializados que tienen la mayor parte de la culpa del calentamiento del globo y que, en consecuencia, deben asistir a los menos favorecidos, que serán los que más duramente sufran los efectos.
Los llamamientos a un régimen pos-Kioto basado en el principio de “responsabilidades comunes, pero diferenciadas” y el reclamo de fondos para afrontar los impactos que tendrá sobre sus países el nuevo clima y para lograr reducir sus emisiones, fueron ideas centrales en las intervenciones de los ministros de América Latina frente a las delegaciones de cerca de 190 países reunidas en Bali.
El titular colombiano de Medioambiente, Juan Lozano Ramírez, pidió más recursos para el régimen de adaptación y el incremento de la transferencia de tecnología a los países más pobres.
La ministra chilena destacó el “imperativo ético” que tienen los países desarrollados de “adoptar medidas decididas y fuertes para enfrentar este fenómeno” y les instó a aumentar “de manera muy significativa” las ayudas para que las naciones emergentes puedan adaptarse al cambio de clima.
En este sentido, el ministro de Medioambiente y Recursos Naturales de México, Juan Rafael Elvira Quesada, pidió la creación de un Fondo Multinacional y dijo que “la respuesta al cambio climático no puede estar basada enteramente en la ayuda al desarrollo”.
“Es necesario encontrar fórmulas financieras innovadoras para fortalecer el régimen post-2012”, dijo Quesada.
Alrededor de 130 ministros intervienen en el pleno de la Conferencia, que tiene como objetivo diseñar una Hoja de Ruta que lleve a alcanzar en 2009 un acuerdo internacional contra el cambio climático que se ponga en marcha en 2012, cuando se complete la primera fase del Protocolo de Kioto.
Ver comentarios