Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



GLOBAL


Latinoamérica ha mejorado sensiblemente

Redacción La República [email protected] | Sábado 11 septiembre, 2010



Latinoamérica ha mejorado sensiblemente

La situación general de Latinoamérica en los últimos 25 años ha mejorado sensiblemente, según un artículo publicado el viernes por “The Economist”, en el que indica que es posible que esa región llegue a ser más rica y más productiva.
Titulado “Latinoamérica: 200 años de crecimiento”, el artículo analiza en detalle el crecimiento experimentado por la región en los últimos dos siglos y repasa los actuales conflictos que se desarrollan en la misma, además de dar una visión de su futuro político y económico.
El artículo, que cita destacadas mejoras en Latinoamérica producidas en los últimos 25 años en un plano general, subraya los buenos ratios de crecimiento y que millones de personas han salido de la pobreza.
Entre los años 2003 y 2008 se registró el mejor comportamiento desde 1960, con un crecimiento económico medio del 5,5% anual y una inflación en general de un único dígito.
“The Economist” también se refiere al pequeño “bache” entre finales del 2008 y principios de 2009, pero indica que Latinoamérica vuelve a despuntar y anticipa un crecimiento global del 5% para el 2010.
De esta manera, se convierte en un área geográfica cada vez más atractiva para las inversiones extranjeras.
El artículo recuerda al respecto que Latinoamérica tiene el 5% de las reservas mundiales de petróleo, gran cantidad de minerales, cerca de la cuarta parte del suelo fértil de todo el mundo y el 30% de su agua natural.
A la vez, los sistemas políticos democráticos se han extendido a casi todos sus países y en la mayoría se acepta la economía de mercado.
“The Economist” pone a Brasil como ejemplo al señalar que actualmente es uno de los países de mayor crecimiento del mundo.
A la hora de analizar los problemas, la publicación apunta que Latinoamérica ha sido el área del mundo con menor crecimiento en la productividad.
Además, señala que la distribución de la renta per cápita es muy desigual y cita el clima de violencia en algunos países provocado, en gran parte, por organizaciones vinculadas al narcotráfico.
En líneas generales, el informe concluye que una Latinoamérica más rica y productiva es posible, aunque para lograrlo sus diferentes países deben tratar de mantener sus ratios de crecimiento entre el 5 y el 6% para reducir la pobreza.
El análisis recomienda a esta región proteger sus muchos recursos naturales, especialmente los bosques, mediante la adopción de políticas medioambientales, la necesidad de erradicar las altas tasas de criminalidad, así como de utilizar sus actuales excedentes demográficos para crear modelos de pensiones viables.
Por otra parte, el superávit de América Latina con China se elevó a $8.862 millones el año pasado, una cifra “cuatro veces mayor” con respecto a 2008 cuando totalizó $2.153 millones, según un estudio de la publicación Latin Business Chronicle.
Gran parte del superávit se debió a países exportadores de materias primas como Chile y Brasil, señaló el estudio que se efectuó con datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).
“Estas cifras resaltan aún más la visión de que China está más interesada en lo que América Latina tiene que en lo que produce”, dijo Mark Ludwig, presidente de la consultora Variant Advisors y un experto en temas comerciales.
El superávit de Brasil con China aumentó un 30,7% a $14.185 millones, “lo que es más que todas las exportaciones chinas al país suramericano”, precisó Latin Business Chronicle que se especializa en negocios de América Latina.
Chile también registró un superávit con China el año pasado con un alza de 46,3% a $7.626 millones.
Con respecto al intercambio comercial total entre Latinoamérica y China, bajó un 15,5% a $118.226 millones, en 2009, de acuerdo con las cifras de la publicación.
El comercio entre la región y el país asiático se ubicó en $139.895 millones en 2008.
Las exportaciones chinas bajaron el año pasado un 20,6% a $54.682 millones, mientras que las importaciones de América Latina cayeron un 10,5% a $63.544 millones.
El estudio revela que Chile ha reemplazado a México como el segundo socio de China en América Latina, mientras que Venezuela reemplazó a Argentina como el tercer mayor exportador.
El comercio entre China y México bajó un 7,9% el año pasado a $16.154 millones y con Chile sólo bajó 0,1% a $17.496 millones.
Con Argentina cayó un 46,0% a $7.789 millones, “el peor resultado en América Latina en términos porcentuales”, según Latin Business Chronicle.

Londres y Miami
EFE