Latinoamérica está "bien preparada" para enfrentar crisis
Enviar
Latinoamérica está “bien preparada” para enfrentar crisis

Los países latinoamericanos están en su mayoría bien preparados para afrontar un agravamiento de la crisis de la deuda en Europa y un menor crecimiento en Estados Unidos en la medida que las compras de productos básicos por parte de China dan a la región un nivel “mínimo” de respaldo económico, dijo Moody’s.
“No anticipamos cambios de calificaciones en la región”, dijo Mauro Leos, analista sénior para América Latina en Moody’s en una entrevista el 6 de octubre en Buenos Aires. “Los países están en su mayoría bien preparados” después de haber sufrido shocks económicos y financieros anteriores en 1990 y en 2000, agregó.

Probablemente México, Colombia y América Central serán los más golpeados por una desaceleración global debido a sus lazos estrechos con Estados Unidos, dijo Leos el 6 de octubre en una entrevista en Buenos Aires. Argentina, que no tiene acceso a los mercados de deuda internacionales desde una cesación de pagos en 2001, y no cuenta con una línea de crédito de contingencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI), dispone de opciones más limitadas para afrontar una desaceleración global, dijo Leos.
Los pronósticos de crecimiento para América Latina se reducirán probablemente hacia fin de año y en 2012 los crecimientos se ubicarán por debajo de las tendencias históricas del 4%, dijo Leos. Pese a estabilizar las economías de la región, las compras de soya, cobre, mineral de hierro y otros productos básicos por parte de China no bastan para compensar una crisis financiera en Europa y una desaceleración en Estados Unidos, agregó.
El FMI dijo en un informe el 5 de octubre que prevé una disminución del crecimiento en América Latina hasta un 4,5% este año y un 4% en 2012, en comparación con una expansión del 5% en el primer semestre del año. México, Brasil y Venezuela quedarán rezagados con respecto al resto de la región, en tanto Panamá anunciará el mayor crecimiento, del 7,2%, dijo el informe.
Los diseñadores de políticas de América Latina deberían estar preparados para utilizar recortes en la tasa de interés y contemplar medidas fiscales para proteger sus economías en caso de que la economía global se estanque, dijo el FMI.
Si llegaran a materializarse recesiones en Europa y Estados Unidos y se extendieran a Asia, los productores de materias primas en la región podrían enfrentar un “triple shock” derivado de términos de intercambio más débiles, menores exportaciones y mercados de crédito globales más ajustados, dijo el prestamista con sede en Washington.
Argentina, que no ha tenido acceso a los mercados de deuda internacionales desde una cesación de pagos en 2001 sobre US$95 mil millones de bonos, está menos preparado que otros países en la región para afrontar una desaceleración extendida, dijo Gabriel Torres, analista de Argentina en Moody’s.
Países latinoamericanos como Perú y Uruguay han fortalecido sus instituciones y llevan adelante políticas más predecibles que promueven el crecimiento a más largo plazo, dijo Leos durante una presentación en una conferencia de Moody’s en Buenos Aires. Como ejemplo, mencionó las preocupaciones de los inversores con respecto al presidente peruano, Ollanta Humala, exaliado del presidente venezolano Hugo Chávez, antes de asumir la presidencia en julio.
“El candidato considerado ‘malo’ ganó en Perú y las políticas no cambiaron”, dijo Leos.

Ver comentarios