Enviar
Latinoamérica enfrenta remezones de crisis asiática

Brasil sería la economía más sufrida por la caída de las exportaciones al Asia, según analistas de Morgan Stanley

Bloomberg
Nueva York

El deterioro económico de América Latina se profundizará conforme los “remezones” de la crisis asiática sacudan la región, dijo Morgan Stanley.
La menguante demanda de materias primas por parte de Asia en medio de un “colapso“ de sus propias exportaciones se sentirá en América Latina entre febrero y marzo, escribieron en un informe los economistas Daniel Volberg y Gray Newman, de Morgan Stanley.
La economía de Brasil es la que más riesgo presenta por la débil la demanda de exportaciones desde Asia, mientras que México probablemente sea menos perjudicado porque Estados Unidos es su principal socio comercial.
Las economías asiáticas, impulsadas por exportaciones, flaquean conforme se debilita la demanda en Estados Unidos y Europa.
Las exportaciones de Taiwán se desplomaron un 42% en diciembre, las de Singapur un 21% y las de Indonesia un 20%, según información gubernamental.
Alrededor del 11% de las exportaciones latinoamericanas se envían al mercado de Asia, lo que provee gran parte de los componentes que luego van en los productos de la región, según la misma Morgan Stanley.
“El reciente colapso de las exportaciones de Asia aumenta el riesgo de mayores dolores de crecimiento en América Latina”, escribieron Volberg y Newman, agregando que “no hemos visto una caída de esta magnitud, en el crecimiento y tememos que también en la actividad económica, desde la crisis de Asia hace más de 10 años”.
Por su parte, el peso argentino y el real brasileño podrían “debilitarse de manera sustancial”, dijeron los economistas en el informe.
El real había bajado un 28% en los últimos siete meses, según datos a la semana pasada, lo que reflejaba el peor desempeño entre las 16 monedas más operadas contra el dólar.
Por su parte, el peso argentino había perdido un 5,2% en los últimos tres meses, igualmente según datos a la semana pasada.
Los economistas redujeron su pronóstico de crecimiento para Brasil para este año a 1,7%, desde 2,4% a principios de año, según la mediana de un centenar de pronósticos en un sondeo del banco central.
“El espacio para la decepción, no obstante, podría ser más grande en Brasil”, escribieron Volberg y Newman, concluyendo que “en contraste, el impacto de la disminución de las exportaciones al mercado de Asia es menos importante para México”.
Ver comentarios