Enviar
Sábado 10 Mayo, 2014

Es una lástima, que algunos nunca entendieron que era mejor crear fuentes de trabajo aquí en nuestro propio país y aprovechar y explotar nuestras riquezas naturales, junto a nuestros familiares y amigos en Costa Rica, que condenarlos a emigrar a otros países a buscar trabajo


¡Lástima…!

La Asamblea Nacional de Cuba, después de 55 años de economía comunista, es decir, de economía totalmente en manos del Estado, acaba de aprobar una ley para incentivar y garantizar la inversión de capital privado extranjero en la economía cubana.
Hasta ahora el régimen y sus seguidores en todo el mundo, habían sido furibundos enemigos de la inversión extranjera, "máxima expresión del capitalismo explotador del pueblo".
Es una lástima, que esto no lo sabían los que en 1971, quebraron los vidrios de la Asamblea Legislativa en Costa Rica, cuando se canceló el contrato de explotación de la bauxita en el Valle de El General, ya que gracias a ellos tantos se quedaron sin trabajo en Pérez Zeledón y tuvieron que ir a buscar trabajo a Estados Unidos.
Es una lástima, porque además de que perdimos para siempre la bauxita enterrada en el Valle de El General, perdimos también la posibilidad de construir la represa más grande de Centroamérica, ya que con solo la venta de la electricidad que la compañía extranjera necesitaba para fundir el aluminio, hubiéramos pagado la represa Boruca en diez años y hoy no tendríamos que pagar millones de dólares del petróleo para producir electricidad.
Es una lástima que los sindicatos de Golfito no conocieron las recientes noticias de Cuba ya que gracias a ellos se fue la compañía bananera y dejaron a miles sin trabajo.
Es una lástima, que esto no lo sabían los sandalistas y los ayunantes que se opusieron a Crucitas, porque unas 250 familias perdieron su trabajo para siempre. Lástima que también se perdió el oro.
Es una lástima, que aún el partido comunista chino, entendió desde hace mucho tiempo que: “No importa si el gato es blanco o es negro, siempre y cuando atrape al ratón”, síntesis del pensamiento del exlíder Deng Xiaoping, arquitecto de la reforma capitalista de la economía china.
Es una lástima, que algunos nunca entendieron que era mejor crear fuentes de trabajo aquí en nuestro propio país y aprovechar y explotar nuestras riquezas naturales, junto a nuestros familiares y amigos en Costa Rica, que condenarlos a emigrar a otros países a buscar trabajo.
Es una verdadera lástima que para algunos, las noticias de Cuba llegaron muy tarde.

Eloy Alfaro Altamirano

Abogado