Las Panteras sobrevivieron
Larry Fitzgerald, recibidor y alma de los Cardenales, se escapa del bloqueo del Empacador, Morgan Burnett. Christian Petersen/AFP-La República
Enviar

Las Panteras de Carolina construyeron una ventaja de 31 puntos al medio tiempo antes de aferrarse con lo justo a la victoria tras un furioso intento de remontada de Seattle para superar a los Halcones Marinos por 31-24 ayer domingo, y avanzar al Juego de Campeonato de la NFC.
Carolina (16-1) recibirá a los Cardenales de Arizona (14-3) la próxima semana con un boleto al Super Bowl en juego.
Jonathan Stewart, regresando de una lesión en el pie, anotó dos touchdowns tras encender el ataque de las Panteras con una escapada de 59 yardas en la primera jugada. Cam Newton tiró un pase de touchdown y el también seleccionado All-Pro, Luke Kuechly, devolvió una intercepción temprana hasta las diagonales para que Carolina edificara una ventaja de 31-0.
Seattle (11-7), mostrando su calidad de dos veces campeón defensor de la NFC, escaló de regreso hasta cerrar la brecha a apenas 7 puntos luego de que Russell Wilson tirara tres pases de touchdowns, dos de ellos para Jermaine Kearse. Una patada corta con 1:11 por jugar fue recuperada por el apoyador All-Pro Thomas Davis, y la afición en Charlotte pudo empezar a respirar de nuevo.
En Glendale, Arizona, las posibilidades de sobrevivir a un “Ave María”, que pareció repetirse en un mismo partido, o de ganar después de que en una primera mitad sumas 74 yardas totales, son mínimas. Y más si se considera que enfrentas a un equipo exitoso en partidos grandes.
Pero los Cardenales de Arizona hicieron lo que en al menos dos ocasiones del mismo partido parecía imposible y derrotaron a los Empacadores de Green Bay el sábado en su estadio, en tiempo extra.
Los Cardenales sobrevivieron a cualquier cantidad de errores, pero apretaron y fueron exitosos en los momentos claves, como ha sido durante toda la temporada.
“Fue como una montaña rusa”, dijo el entrenador de los Cardenales, Bruce Arians. “Tienes que guardar todas tus emociones para después. Buenas, malas, feas, todas tus emociones hay que apretarlas y mandar la siguiente jugada. Eso fue lo que básicamente hizo nuestro equipo”.
Los fans de Arizona ni siquiera habían digerido el empate, cuando Palmer envió un pase en una jugada que parecía rota para Larry Fitzgerald, cuando el receptor de 32 años despegó 75 yardas, dos jugadas antes de que él mismo anotara y dejara tendidos a los Empacadores.
En otro escenario, Tom Brady lanzó para 302 yardas y dos touchdowns, ambos con el ala cerrada Rob Gronkowski, y los Patriotas de Nueva Inglaterra comenzaron la defensa de su título con el pie derecho tras superar por 27-20 a los Jefes de Kansas City. Es la quinta ocasión consecutiva que viaja al juego de campeonato.
Los Patriotas (13-4) se medirán al ganador del juego entre Pitsburgh y Denver por un lugar en el Super Bowl 50, al tiempo que tratan de convertirse en el primer bicampeón desde que lo fueron en el 2003-2004.



 

Ver comentarios