Enviar
Jueves 17 Septiembre, 2009


Las obras en Limón


En un “Foro de los lectores” del 11 de setiembre pasado, el Lic. Marco Vargas Díaz hace referencia a un editorial del periódico LA REPUBLICA del 9 de setiembre pasado, referencia a la cual me parece necesario agregar algunos datos e ideas para no inducir a error al lector y a las personas que no tienen por qué poseer conocimiento en algo tan especializado como es el planeamiento, diseño, construcción, financiación y operación de obras portuarias.
En Limón existen hoy siete proyectos que deben hacerse a la mayor brevedad posible y que son buenos, necesarios y beneficiosos para el desarrollo y competencia de nuestro país.
Dichos proyectos son los siguientes: 1. Limón Ciudad Puerto. 2 . Terminal de cruceros y marina. 3. modernización del Puerto actual en Moín para carga sucia y carga general. 4. Concesión del puerto especializado en contenedores en la zona de Moín. 5. El puerto propuesto por AMEGA para el trasiego de carga. 6. Reconstrucción y puesta en marcha del ferrocarril de la llanura. 7. Aseguramiento de las estructuras vitales para el funcionamiento permanente de la ruta San José Limón (Ruta 32).
La modernización de las actuales instalaciones en Limón llegó a manos del Gobierno en junio de 2006, para su estudio, discusión y resultado de conclusiones. En octubre de 2006 se reunió CADEXCO con la ministra Karla González C. para hacer comentarios y preguntas sobre el proyecto de modernización de Limón. La conclusiones de esa reunión fue la anuencia de apoyar, en principio, por parte del Estado, la modernización del Puerto de Limón, y de parte de SINTRAJAP, el apoyo a un nuevo puerto concesionado a una empresa privada.
Pasado el tiempo se produjeron reuniones en CADEXCO, Casa Presidencial y Ministerio de Coordinación en que se aclaró que el Gobierno iba “con todo” a una concesión de las terminales portuarias en Limón-Moín a una sola empresa y así sería, porque el modelo de Caldera había sido muy exitoso.
Como desde un principio se puso la norma de que no habría ni diálogo ni negociación y que todos nos obligábamos a acatar las soluciones de los expertos y conocedores, dio inicio el sin sentido pleito entre el Gobierno y SINTRAJAP, por el control del poder real en Limón.
Desde el inicio hasta hoy, tanto empresarios como trabajadores han expresado con toda claridad que no se aceptará un monopolio en la operación de las terminales portuarias de Limón, por razones muy poderosas expresadas en todos los foros y medios de comunicación.
El no tener un plan B, como lo indica don Marco Vargas en su artículo, revela el resultado del comportamiento real, indicado siempre por las autoridades gubernamentales de que “irán con todo” a hacer en Limón lo que creen que hay que hacer.
Los siete proyectos indicados anteriormente se pueden hacer, indistintamente, cada uno por aparte, según la urgencia del país, o todos a la vez según la habilidad de los gobernantes. Ninguno de ellos permite atrasos, ni excusas, ni luchas estériles, si de verdad se quiere ayudar a Costa Rica.

Juan Fco. Montealegre Martín
Ex Presidente Ejecutivo de JAPDEVA