Enviar
Las Islas Galápagos: mágicos contrastes
Patrimonio de la Humanidad, los innumerables colores de sus aguas y la cantidad de especies que lo habitan, hacen del archipiélago una tierra para nunca olvidar

Islas Galápagos, Ecuador.- Una cascada de luz solar y un mar azul profundo son las puertas de un mundo lleno de vida, donde la naturaleza es la ama y señora: las Islas Galápagos.
Estas tierras encantadas están ubicadas en el océano Pacífico a 972 km de la costa de Ecuador, y derrochan hechizos con su flora y fauna, gran parte única en el mundo.
Es por eso que son conocidas como un laboratorio natural, le permitió a Charles Darwin desarrollar su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.
Sus 13 islas grandes volcánicas, seis islitas más pequeñas y 107 rocas e islotes forman el equipo perfecto que atrae cerca de 200 mil visitantes al año.
Estos mismos turistas la escogieron recientemente, por segundo año consecutivo, como la “Mejor isla en el mundo”, premio otorgado por los lectores de Travel+Leisure, la publicación de viajes líder en el mundo.
La Isla Baltra es sede del aeropuerto, un terreno tan extenso y árido, que los cactus son los únicos que gritan ¡bienvenidos!.
Un viaje en bus y a pocos kilómetros, la historia cambia, aparece la Isla Santa Cruz, bordeada por un mar multicolor.
Con vegetación tropical de un verde intenso, invita al turista a respirar hondo, y luego los lleva por sus cimas más altas, para compartirles un abrigo de neblina y una llovizna fresca.
Su primer obsequio son dos grandes y profundas depresiones de material volcánico llamados Los Gemelos, ricas en árboles excepcionales, helechos, musgos y orquídeas, y luego se pone una flor en el ojal con sus playas, en donde los animales son los reyes de la casa.
Tortuga Bay invita a disfrutar de su clima caliente y a observar su mar transparente, en donde sigilosos tiburones, manta rayas e iguanas marinas así como veloces aves acuáticas hacen de las suyas.
La Isla de Santa Cruz alberga las oficinas centrales del Servicio del Parque Nacional de las Islas Galápagos, donde conviven en paz iguanas terrestres, los Pinzones así como las muy llamativas tortugas gigantes.
Las Islas Galápagos ofrecen actividades más dinámicas para los aventureros como un viaje en lancha hacia la Isla Santa Fe, cuyo mar picado hace que más de uno salte por los aires.
Cangrejos de lava, una ballena jorobada y unos dormilones y juguetones leones marinos, hacen una serenata de sonidos y colores. La tentación de meterse a su congelado mar es muy grande, por lo que más de uno se sumerge a hacer snorkeling.
Pequeñas e inofensivas medusas se pegan a la máscara de buceo, mientras pueden observarse a la vez peces cirujanos con su cola amarilla y el llamado Pez Loro, con su rojo intenso.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios