Enviar

TV

Las “Chicas” acaparan la TV

Las actriz Allison Williams de la serie “Girls” de HBO, conversó con Magazine sobre el éxito del show y su segunda temporada

201302132248500.m1.jpg
Magazine conversó con Allison Williams. Internet/La República
Miami, Estados Unidos- El gran éxito que tiene la serie “Girls” del canal HBO, que ya acumula un premio Emmy y dos Globos de Oro, se debe a que muestra de manera sincera y realista lo que viven muchas mujeres de 24 años o cerca, quienes tratan de encontrarse a sí mismas y definir su futuro.
Eso es lo que piensa la actriz Allison Williams, quien interpreta a Marnie, una de las cuatro protagonistas de la serie, una joven que en un inicio tiene más o menos su vida controlada, con algunas dificultades en el amor, hasta que queda desempleada.
“Girls” fue creada por la actriz Lena Dunham, que también hace el papel de Hannah, la aspirante a escritora en la serie, y es una tragicomedia sobre un grupo de veinteañeras viviendo en Nueva York, que enfrentan diversos problemas para buscar su camino en la vida.
Precisamente la sinceridad del show y el que representa una parte de la población de la que no se ha hablado en la TV, son las llamadas “llaves” de su éxito.
“Lena tuvo la visión de ver cómo es la vida actual y de crear cuatro personajes que enfrentan muchas de esas situaciones realistas y cotidianas. Esa es la clave del show, que una persona puede identificarse con un personaje y compartir sus sentimientos, por ejemplo Marnie que quiere romper con su novio y no sabe cómo”, explicó la actriz.
“No importa que la gente no entienda muchas bromas que hay en el libreto o que no conozcan bares o lugares de Nueva York a los que se hace referencia, lo que importa es que la gente tiene empatía y ve características comunes con las protagonistas”, agregó.
El programa inició en enero su segunda temporada y volvió con cambios radicales en el mundo de sus protagonistas, entre las que también están Shoshanna, una alegre e inocente chica y su prima Jessa, una chica británica a quien le gusta disfrutar mucho de la vida.
“La segunda temporada es muy diferente a la primera; los personajes evolucionaron y nos permitieron sacarlos un poco de su contexto original. Por ejemplo pudimos sacar a Hannah de su apartamento, a Adam (amante de Hannah) de la vida de Hannah, y Marnie y Charlie ahora rompieron su relación. Lo que es un giro total”, afirmó la actriz.
Williams confesó que uno de los cambios más duros en la serie se ve en su personaje Marnie, quien ve de un momento a otro como su vida de pone de cabeza.
“Marnie ahora fue despedida, está soltera, ya no vive con Hannah en su apartamento, su papá perdió también el trabajo, ya no tiene estabilidad financiera y es un desastre total. Hablando con Lena (la escritora) en las grabaciones le dije: por Dios Marnie es una persona totalmente diferente a la primera temporada”, exclamó.
“En la segunda temporada tuve que descubrir cómo poner a la vieja Marnie en este nuevo contexto. En la primera temporada todas las chicas del show están juntas; pero en la segunda, Marnie es la más desordenada, la que tiene más caos al inicio; Jessa siempre va a atravesar situaciones tumultuosas, pero Marnie inició como una ganadora y ahora es un caos”, añadió.
Williams reconoce que las grabaciones de la segunda temporada fueron más desafiantes que en la primera, no tanto por el cambio radical en la vida de Marnie, sino en el hecho de las situaciones que vive su papel.
“La segunda temporada fue más desafiante para mí como actriz pero no por el hecho de que Marnie fuera un completo desastre, eso fue muy divertido. Lo difícil fue que Marnie en muchas ocasiones debía estar triste y para mí es muy duro; si la gente le pasa gritando una y otra vez a Marnie en las escenas, siento como que me han estado gritando a mí todo el día”, comentó.
“Sé que se escucha como que no soy una buena actriz porque no separo mi personaje de mi vida, pero es muy duro para mí cuando estoy luchando por ella, quiero que sea feliz, que descubra quién es, qué quiere hacer, pero ahora ella está perdida, no sabe nada, no se conoce a sí misma”, agregó.
A pesar de que Marnie es un desastre, la actriz señala que su vida real no tiene “tantas locuras” como la de su papel.
“Tengo algunas cosas locas pero no como Marnie, porque desde pequeña sabía que quería ser actriz. Soy una joven de 24 años que vive en Nueva York como Marnie, y mis amigas son como las chicas del show. Así que cuando conocí el papel de Marnie me coloqué en ella y coloqué a mis amigas como las otras chicas del programa. Parte de lo único de representar a alguien de tu misma edad y con vidas similares es que uno puede aprender mucho a través del personaje”, adujo.
“Girls” es transmitido los domingos a las 10 p.m.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios