Logo La República

Martes, 20 de abril de 2021



FORO DE LECTORES


Las Universidades en tiempos de pandemia, un año después…

Ana Isabel Solano Brenes [email protected] | Martes 02 marzo, 2021

Ana Isabel Solano

A un año de la inesperada y forzosa transformación de las universidades como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 cuando de repente lo que otrora fueron aulas presenciales se vieron obligadas a convertirse abruptamente en aulas virtuales, se hace necesario una evaluación retrospectiva e identificar los desafíos que se tienen por delante, ese mes de marzo del año 2020 será un hito para nuestro tradicional modelo en la educación superior ya que de golpe, sin tregua , sin previo aviso de la noche a la mañana aquello que hasta entonces era un plan en el horizonte de largo plazo estaba frente a nosotros. De repente los profesores universitarios una mayoría formados en el siglo anterior y sin mucha o ninguna experiencia en herramientas digitales de aprendizaje tuvieron que reinventarse y reaprender nuevas formas de enseñar y de acceder al conocimiento desarrollando y fortaleciendo una nueva actitud y cultura digital, muchos docentes en cuestión de días por medio de capacitaciones cortas y tutoriales tuvieron que ingresar al mundo hasta entonces desconocido de las herramientas de docencia online mediante plataformas como: Google Meet, Zoom, o Microsoft Teams, entre otras, al tiempo que utilizaban su iniciativa para en un plazo de horas cambiar programas y adaptar materiales a la modalidad virtual y resolviendo a duras penas la incógnita de cómo realizar las evaluaciones, un nuevo reto había llegado: la docencia virtual.

La pandemia del Covid-19, puso a prueba a la Educación Superior, hizo reflexionar las universidades acerca del grado de preparación de sus docentes, de la disponibilidad de profesores capacitados metodológicamente para el desarrollo de la docencia a distancia o virtual y a su capacidad de adaptación al cambio.

Ciertamente los tiempos de crisis en verdad son tiempos de oportunidades y esta nueva realidad para la docencia universitaria ha sido todo un cúmulo de experiencias aprendizajes y retos.

Un estudio denominado “La Educación Superior en tiempos del COVID 19” elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Universia Banco Santander presenta los aportes de la Segunda Reunión del Diálogo Virtual con Rectores de Universidades Líderes de América Latina con el objetivo de discutir los retos y desafíos en las Universidades de la región, dicho estudio destaca los principales desafíos identificados a saber (1) :

• “La inequidad en la construcción expedita de una infraestructura tecnológica. En el caso de las universidades donde ya había un camino recorrido en los procesos de digitalización, se pudo dar una respuesta satisfactoria ante la coyuntura, mientras que en las universidades donde no había experiencias preliminares en teleeducación se han identificado grandes dificultades para responder con inmediatez a la creación de una plataforma tecnológica efectiva, viendo comprometidos algunos sistemas educativos y la formación de miles de estudiantes. Como consecuencia, dependiendo de la capacidad de respuesta de cada universidad, se ha evidenciado un desbalance en la implementación de recursos y el despliegue de competencias.

• La carencia de instrumentos de evaluación o acreditación de los saberes del estudiante en un contexto de enseñanza virtual.

La evaluación virtual presenta diferencias con la presencial, por lo que se genera la necesidad de desarrollar otras metodologías que respondan al contexto. Considerando que la formación y experiencia en la docencia virtual son escasas, se ha producido una deficiencia en las normativas y legalidad que cobijan los métodos de evaluación.

• Pocos profesores capacitados para la teleeducación y la importancia de la acreditación.

Igual que en el caso de la acreditación de los saberes del estudiante, la dinámica pedagógica de la educación virtual varía de la presencial, evidenciado cómo en algunos casos los estudiantes han sido sobrecargados debido al desconocimiento del manejo de la pedagogía virtual del docente. Considerando la novedad del contexto digital, los docentes tienen el desafío de incorporar nuevos mecanismos educativos, haciendo de la acreditación una solución estandarizada.

• La brecha digital y el acceso limitado a las tecnologías. Muchos estudiantes en la región tienen dificultades para acceder a computadoras o no tienen conectividad a su disposición, lo cual resulta en un incremento de la tasa de abandono de las aulas.

• El efecto psicológico del confinamiento impacta la capacidad de aprendizaje de los estudiantes. Muchos estudiantes viven en ambientes poco favorables para poder adaptarse a los formatos virtuales, considerando las condiciones de su hogar, la disposición de red y el debido acceso a las tecnologías requeridas.

• La paralización de la investigación en el contexto de la pandemia. Como consecuencia de los protocolos de distanciamiento social impuestos, se ha visto comprometida la capacidad de investigación de las universidades. Las enseñanzas clínicas y los laboratorios requieren presencialidad, por lo que existe un desafío en cómo hacerlos sostenibles

• El riesgo de la sostenibilidad financiera universitaria. La morosidad en el pago de la matrícula y el abandono de algunos estudiantes ha puesto en riesgo su salud financiera.

• El riesgo de la salud económica de las universidades. En el caso de las universidades públicas, la recuperación económica de los países de la región latinoamericana implica la generación de ajustes significativos en los presupuestos universitarios, creando un dilema financiero y económico que incluye ajustes adicionales en el financiamiento de becas socioeconómicas (que se considera como una herramienta que reduce la incidencia del abandono de los estudiantes. • En el caso de las universidades privadas, la sostenibilidad se basa en el cobro de matrícula, por lo que la estrategia se ha enfocado en ofrecer todas las potenciales opciones de financiación y becas a los estudiantes de pregrado y de postgrado, así como en la posibilidad de que el gobierno nacional facilite becas de continuidad de estudios y líneas de crédito de bajos intereses. ”

Sin duda alguna los hallazgos del estudio mencionado constituyen uno de los mayores retos para las Universidades, de la forma oportuna en que se logre abordar y atender efectivamente cada uno de estos desafíos dependerá el futuro desarrollo y la calidad de la Educación Superior.

(1) La Educación Superior en tiempos del COVID 19, Aportes de la Segunda reunión del diálogo virtual con Rectores de Universidades líderes de América Latina, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Universia Banco Santander, pág. 2; 3 y 4.







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.