Logo La República

Jueves, 15 de abril de 2021



BBC NEWS MUNDO


BBC Logo

"Las señales de advertencia estaban ahí": el drama de la mujer que fue estrangulada por un hombre con problemas mentales y cuyo crimen “pudo evitarse”

Phil Shepka - BBC News | Jueves 11 marzo, 2021


Mujer
Getty
La familia de Katy dice que su crimen pudo haberse evitado.

Katy Sprague murió estrangulada en la sala común de un bloque de apartamentos para personas con problemas de salud mental en Cambridge, Reino Unido.

Su familia siempre había estado preocupada por su seguridad.

Nuevos detalles de los hechos que rodearon el asesinato han ampliado su búsqueda de respuestas sobre una muerte que sienten que podría haberse evitado.

En los meses previos a su asesinato, Sprague había estaba preocupada porque el hombre que vivía en el piso de abajo empeoraba cada vez más.

A menudo la molestaba a altas horas de la noche, "dando golpes y vomitándose". En ocasiones fue encontrado tendido en posición fetal en un pasillo comunal.

Su familia planteó sus preocupaciones al personal, pero dicen que fueron minimizadas: cada uno de los residentes de Denham Place vivía allí porque necesitaban ayuda con su salud mental.

Pero, en general, el apoyo a su hermana se estaba volviendo cada vez más escaso, dice Rebecca Sprague.

Katy, de 51 años, había estado viviendo en el bloque durante 13 años y había luchado contra la ansiedad aguda durante más de dos décadas.

En el edificio Denham Place la moral entre el personal parecía baja. En otros lugares, los clubes sociales estaban cerrando y las actividades se suspendieron como parte de una "disminución gradual y constante" de los servicios que no había dejado "nada a lo que las personas con problemas de salud mental pudieran acudir".

Denham Place
BBC
Denham Place tiene 16 apartamentos para personas que necesitan ayuda para su salud mental.

Esa deshilachada red de seguridad alrededor de Katy se ha convertido en un punto clave para la familia, mientras reconstruyen los factores que llevaron a su muerte a manos de Zac Jackson, el hombre que vivía en el piso de abajo.

Su asesinato ya ha provocado dos revisiones independientes en las organizaciones cuyo trabajo era cuidar a Katy.

En su declaración ante el tribunal, la familia de Katy dijo que creían que su muerte era "prevenible" y "evitable".

Una serie de detalles que surgieron en el juicio los ha dejado preguntándose cómo un hombre inestable, con un historial de violencia hacia las mujeres y que solicitó ser internado en un hospital horas antes de matarla, se quedó solo con ella, sin personal alrededor.

"[Las personas con problemas de salud mental] no pueden ser abandonadas a que se las arreglen por sí solas sin el apoyo adecuado", dice Rebecca.

"Obviamente, los servicios de salud mental se han reducido al mínimo, y algunos de los resultados son que la gente está muriendo a causa de esto".

Katy tenía una edad mental joven y había sufrido de ansiedad desde la época de la repentina muerte de su padre John.

Era una persona cariñosa y considerada, dice Rebecca, describiéndola como alguien que "disfrutaba de la vida, pero se ponía muy, muy ansiosa por situaciones aparentemente bastante simples".

Katy vivía en el piso de arriba de Jackson y, aunque no eran amigos, de vez en cuando se encontraban en las librerías de Cambridge.

El apartamento del hombre de 38 años estaba repleto de revistas Star Trek y libros sobre teorías de conspiración, desde el aterrizaje en la Luna hasta el asesinato de Kennedy.

Le habían diagnosticado un trastorno de personalidad antisocial y era emocionalmente inestable.

Coleridge Road, Cambridge
BBC
Katy y el asesino vivieron en el mismo complejo durante cerca de una década.

Había pasado varios períodos en el Fulbourn Hospital, un centro de salud mental cercano en Cambridgeshire. Era un lugar que conocía bien y al que quería volver el día que asesinó a Katy.

En la mañana del 27 de noviembre de 2019, una enfermera psiquiátrica comunitaria lo visitó para aplicarle su inyección antipsicótica quincenal.

En su apartamento, Jackson le dijo que quería ser internado bajo la Ley de Salud Mental en Fulbourn, luego intentó estrangularla.

Ella lo empujó y fue a avisarle a un gerente, pero, siguiéndola, Jackson le dijo que "la iba a matar, matar al gerente y matar a Katy".

La enfermera llamó al equipo de crisis de salud mental para atender a Jackson, pero le dijeron que no había nadie disponible para evaluarlo hasta el día siguiente.

La noticia pareció aplacar a Jackson.

Más tarde ese día, sin personal en Denham Place, Jackson estranguló a Katy hasta la muerte.

Durante el juicio, en febrero, se supo que Jackson tenía un historial de intentos de estrangulamiento, aunque sin condenas previas.

La familia de Katy se enteró de que había intentado estrangular a un trabajador de apoyo en 2018. Ocurrieron dos incidentes más en el Hospital Fulbourn; uno en 2016 y otro en 2002, cuando intentó estrangular a su madre.

Cambridge Crown Court
BBC
El juicio a Jackson despertó más preguntas entra la familia de Katy.

'Señales de advertencia'

Al tribunal se le dijo que, cuando era niño, Jackson había sido testigo de violencia entre sus padres, ambos adictos a las drogas y que murieron por sobredosis.

De adulto, Jackson provocaría altercados con mujeres al azar en la calle, le dijeron al tribunal, haciendo comentarios despectivos antes de confrontarlas si lo desafiaban.

"Las señales de advertencia estaban ahí", dice Rebecca.

"No debería haberse quedado en una vivienda en la que tenía apoyo mínimo. Obviamente, no quería estar en Denham Place. Hasta donde sabemos, no tenía ningún apoyo familiar.

"Se debería haber tenido más en cuenta el hecho de que él tenía este historial de violencia y, como supimos más tarde, parece tratarse de violencia especialmente contra las mujeres".

Encarcelando a Jackson de por vida, el juez lo describió como alguien solitario que evitaba el contacto conla sociedad.

Dijo que su arrebato por matar a Katy fue "con razón [visto como] un grito de ayuda", ya que quería ser internado, una táctica que había usado antes.

Pero la familia de Katy dice que quedan preguntas sobre la reacción del equipo de crisis, que no respondió cuando lo llamaron, y cómo respondió el personal de Denham Place después del arrebato de Jackson en la oficina del gerente.

Coleridge Road, Cambridge
BBC
Jackson deberá ir a prisión por el crimen de Katy.

"Katy ciertamente no sabía que había una amenaza de matarla, de lo contrario no habría estado sola en la sala común con él", dice Rebecca.

La sala común del complejo de 16 apartamentos había sido durante mucho tiempo una fuente de preocupación para la familia de Katy.

Les inquietaba que estuviera abierta cuando el personal de apoyo no estaba en el lugar, tal como ocurrió el día del asesinato.

También dicen que en una ocasión Katy había sido agredida físicamente en esa sala por otro residente.

Su familia cree que si sus preocupaciones se hubieran abordado por completo, Katy estaría viva hoy.

Actualmente se está llevando a cabo una revisión por parte de la Asociación para la Protección de Adultos, así como una revisión por parte del Sistema Nacional de Salud de Reino Unido.

Cuando fue contactada por la BBC, ambas agencias dijeron que estaban esperando el resultado de esa revisión.

Julian Hendy dirige la organización benéfica Hundred Families, que apoya a los afectados por homicidios por motivos de salud mental.

Dice que Jackson era "claramente un hombre muy afectado con un historial de amenazas a mujeres inocentes".

"Hay serias preguntas acerca de si estaba recibiendo el nivel apropiado de supervisión en Denham Place, y si los servicios respondieron con la suficiente rapidez cuando pidió ser internado", dice.

"Si hubieran podido responder antes, Katy todavía estaría con nosotros hoy".

El Concejo del condado de Cambridgeshire dice que la revisión que se está realizando en nombre de la Asociación para la Protección de Adultos de Cambridgeshire y Peterborough se hará pública "en el momento apropiado".

"La autoridad local y sus asocios se asegurarán de que haya un proceso abierto y transparente para garantizar que se compartan las lecciones aprendidas", dice una portavoz de la autoridad.

Un portavoz de la entidad encargada del manejo de Denham Place desde 2017 dice: "Nuestros pensamientos permanecen con la familia de Katy durante este momento tan difícil".

"Estamos cooperando plenamente con la revisión que se está llevando a cabo en nombre de la autoridad local y esperamos el resultado".

Por su parte, un portavoz de la entidad que dirige el equipo de crisis dice: "nos gustaría ofrecer nuestras más sinceras condolencias a la familia y amigos de Katy.

"Estamos apoyando la revisión... para asegurarnos de que se apliquen las lecciones de este incidente".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC Logo Footer



© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.