Enviar
Largo viaje hacia Argentina

Con las maletas llenas de ilusión y la meta de que se puede hacer un buen papel salió ayer la Selección de Costa Rica hacia Argentina para participar en la Copa América.
El viaje, que será de diez horas, se inició para los seleccionados y cuerpo técnico a las 3.40 p.m., para llegar a las 4.30 a.m., de hoy a Buenos Aires, lugar de paso para la delegación tica, que después deberá emprender su traslado a la localidad de Jujuy, sede del encuentro del sábado ante Colombia, por lo que será poco el tiempo de entrenamiento que tendrá el equipo.
“Es poco lo que se puede hacer cuando hay viajes de este tipo. Trataremos de que los muchachos durante el vuelo y con intervalos de dos horas se levanten de sus asientos para que estiren las piernas”, comentó Alejandro Ramírez, médico de la Selección, en www.fedefutbol.com.
El galeno también señaló que se procurará estar suministrándoles a los jugadores alimentos que les produzcan bastante energía para repelar un poco el frío.
Para los seleccionados, que entrenaron fuerte antes del viaje en el Proyecto Gol, jugar la Copa América es una gran motivación, además de que les ayudará a subir su nivel.
“Jugar la Copa América es una bendición de Dios y espero rendir y respaldar las palabras del profe (La Volpe)”, dijo el delantero Joel Campbell.
“El equipo tiene hambre de triunfo y además es un torneo muy visto a nivel mundial, lo cual nos puede abrir puertas. Tenemos la idea de trabajar unidos y hacer las cosas bien para dar ese paso al exterior”, agregó su compañero, Diego Madrigal.

Susana Ruiz
[email protected]
Ver comentarios