Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Lagarde expone fisuras europeas

Redacción La República [email protected] | Martes 24 abril, 2012



Lagarde expone fisuras europeas

A tres meses de haber agitado su bolso frente a los responsables de finanzas del mundo, Christine Lagarde lo llenó con más de $430.000 millones en aportes prometidos para el Fondo Monetario Internacional. Es probable que no disfrute de su victoria durante mucho tiempo más.
Las reuniones de primavera del prestamista concluyeron el domingo en Washington con una duplicación de su botín de guerra y una serie de irritaciones expuestas entre sus 188 miembros. La directora ejecutiva Lagarde no alcanzó su meta original de $600.000 millones conforme los Estados Unidos se negaron a intervenir, mientras que Canadá propuso dificultar a Europa el acceso a la ayuda. Los grandes mercados emergentes exigieron más poder en el FMI antes de firmar cheques.
Las tensiones dejan a Lagarde instando a su continente natal a justificar la demostración de solidaridad con mayores esfuerzos por combatir la crisis justo en momentos en que las tasas de interés de España suben y las discusiones sobre austeridad holandesas fracasan. Si Europa se resiste, a Lagarde podría resultarle más difícil reunir apoyo para enviar más dinero a la región o enfrentaría críticas por rescatar a gobiernos que no tienen capacidad para pagar.
“Cualquier préstamo adicional a las economías de la eurozona probablemente será puesto bajo la lupa por los otros miembros del FMI”, dijo Esward Prasad, ex funcionario del FMI que actualmente está en la Brookings Institution de Washington. “Lagarde enfrenta un número de equilibrismo difícil”.
La preocupación generada por el hecho de que Italia y España están desacelerando la reducción de sus presupuestos y la reforma de sus economías reavivó la turbulencia, lo cual impulsó la ofensiva de Lagarde destinada a asegurar que el FMI sea capaz de proteger a los países en problemas y el crecimiento global. Las notas de España la semana pasada ampliaron su caída más prolongada desde 2007 y los bonos italianos subieron por sexta semana.
“Necesito tener un paraguas en caso de que las nubes estallen en una lluvia horrible”, dijo Lagarde en Bloomberg Television.
El euro sufrió escasas modificaciones en las operaciones asiáticas después de las reuniones en Washington.
De todos modos, el estímulo de Lagarde no eleva lo suficiente los cortafuegos europeos conjuntos del FMI como para proteger a España e Italia durante mucho tiempo si llegaran a trastabillar, dijo Megan Greene, responsable de economía europea en Roubine Global Economics LLC.
“Es suficiente para mantener a España e Italia fuera de los mercados quizá por dos años, pero no mucho más”, dijo. “Sirve para ganar un poco de tiempo, pero no para implementar un cambio significativo”.
La diplomacia de Lagarde ha ganado elogios de Jacob Kirkegaard, un investigador miembro del Peterson Institute for International Economics de Washington. Éste señaló que la suma se acerca a la promesa de los $500.000 millones que el FMI obtuvo en 2009. “Es una victoria para Lagarde”.
No obstante, tuvo su precio, ya que los gobiernos utilizaron la recarga para plantear viejos y nuevos problemas y establecer condiciones para brindar ayuda.
“Los países que están contribuyendo al aumento de los recursos del FMI fueron muy explícitos respecto de lo que esperan a cambio”, dijo Prasad.

Bloomberg