Laboratorios buscan opciones para tratar la endometriosis
Píldoras anticonceptivas Microgynon, de Bayer, a veces prescritas contra la endometriosis. Bloomberg/La República
Enviar

Los laboratorios farmacéuticos Bayer y AbbVie, líderes en salud femenina, están poniendo la mira en una poco conocida enfermedad de las mujeres difícil de diagnosticar y aún más de curar. La endometriosis, que se produce cuando el tejido que normalmente crece dentro del útero se expande fuera de este.
El dolor puede ser tan insoportable que las mujeres no pueden trabajar, lo cual tiene un costo de $78 mil millones anuales en productividad perdida y gastos médicos en Estados Unidos solamente, según la Fundación Mundial de Investigación de la Endometriosis. La enfermedad también se asocia con la mitad de los casos de infertilidad.


Bayer, el fabricante más grande del mundo de anticonceptivos, y su rival AbbVie, ven una oportunidad dado que tanto pacientes como médicos exigen alternativas a los medicamentos utilizados desde hace décadas como Lupron de AbbVie y las píldoras para el control de la natalidad, que no fueron diseñadas para la endometriosis y en muchos casos constituyen simplemente un recurso provisional antes de la cirugía.
“No ha habido mucha innovación porque no entendemos lo suficientemente bien la enfermedad, es frustrante”, dijo Hugh Taylor, jefe de obstetricia y ginecología en Yale-New Haven Hospital y jefe editor de la revista Reproductive Sciences.
Kemal Malik, responsable de innovación en Bayer, dice que el vacío es más accidental que intencional.
“Las mujeres constituyen la mitad de la población mundial y no hay muchas compañías farmacéuticas que hagan investigación y desarrollo en enfermedades femeninas”, dijo Malik. “No me parece que el sector sea salvajemente misógino y no quiera desarrollar medicamentos para las mujeres. Se debe más a que la ciencia, comparada quizá con otras áreas terapéuticas, sencillamente no ha sido tan buena”, agregó.
Dado que los anticonceptivos de Bayer proveen ventas sólidas, pero bajas, la compañía está creciendo en nuevas áreas de la ginecología, apuntando a viejos enemigos con nuevos tratamientos para impulsar el negocio de la salud femenina. El laboratorio farmacéutico alemán se está alejando de las hormonas sintéticas como Visanne, utilizada en Europa para aliviar el dolor asociado con la endometriosis.
“La investigación preclínica se concentra en enfoques no hormonales, toda la esperanza está allí”, dijo Joachim Marr, responsable de temas médicos para la salud femenina de Bayer.
Dos de las terapias, que utilizan las hormonas como blanco pero no como ingrediente, ya pasaron a la fase de ensayos en humanos. Una es un comprimido que frena la producción de estradiol, reduciendo la inflamación. El otro medicamento experimental tiene como objetivo el proceso de producción de prolactina, una hormona que se encuentra en mayores concentraciones en las mujeres con endometriosis.
Bayer también está desarrollando compuestos con la empresa de biotecnología alemana Evotec. El primero está ingresando en la etapa de ensayos en humanos, sumando un tercer medicamento en etapa inicial a los dos que ya tiene. Evotec recibió el primer pago por objetivos alcanzados en la asociación por cuatro años y la compañía dijo en un comunicado que se propone pasar a ensayos en humanos otros dos compuestos como parte del acuerdo.
Están surgiendo otros métodos para ofrecer alivio del dolor a algunas de los 176 millones de mujeres afectadas por la enfermedad en el mundo.
Elagolix, el medicamento experimental de AbbVie se halla en las últimas etapas de prueba y podría ser presentado para su aprobación el próximo año. Podría llegar a ser el primer comprimido en una clase de medicamentos que suprimen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona, similar al Lupron, una inyección que generó ventas por $826 millones el año pasado. Elagolix también sería el primer medicamento aprobado para la endometriosis en Estados Unidos en más de 25 años, dijo AbbVie.


Ver comentarios