Enviar
Martes 30 Agosto, 2011

La verdadera encrucijada palestina

El excanciller Bruno Stagno considera, a mi criterio equivocadamente, que Costa Rica debería apoyar la propuesta palestina que pretende el reconocimiento por la ONU de un “Estado Palestino” (LA REPUBLICA, 15-ago-11). Dos graves omisiones hacen improcedente su posición:
1. El señor Stagno fundamenta su tesis en oraciones incompletas y sacadas de contexto de dos reportes emitidos por organismos internacionales.
En relación con el informe del Banco Mundial, el excanciller omite la siguiente afirmación del reporte: “A menos que se tomen acciones en el futuro cercano para resolver los obstáculos que se mantienen al desarrollo del sector privado y al crecimiento sostenible, la Autoridad Palestina (AP) seguirá dependiendo de donaciones, y sus instituciones, no importa lo robustas que sean, no podrán sustentar un Estado viable”.
En relación con el informe de la ONU, el señor Stagno no aclara que, según ese mismo informe, la disputa territorial pendiente entre palestinos e israelíes, así como la marcada división entre Gaza y Cisjordania “privan a la AP de … atributos indispensables de un Estado que permitan a un gobierno cumplir debidamente a su pueblo”.
Es claro que las fuentes citadas por el excanciller mantienen sus dudas sobre la “capacidad estatal” de los palestinos.
2. También sorprende que el señor Stagno omita referirse a la verdadera encrucijada de los palestinos para la creación de un Estado: la erradicación del terrorismo.
Este objetivo no se alcanzará en el tanto las escuelas palestinas sigan adoctrinando a sus nuevas generaciones a demonizar a Israel. Tampoco se logrará mientras los palestinos sigan creyendo que suicidarse para matar israelíes es una forma de ”ganar vida eterna y honor”.
Continuará derramándose sangre palestina si sus organizaciones terroristas mantienen la estrategia de usar civiles palestinos como escudos humanos para proteger objetivos militares y siguen almacenando sus armas y municiones en escuelas y hospitales.
En las condiciones actuales, es imposible que los palestinos tengan un Estado democrático y pacífico, mientras la entidad terrorista Hamas siga formando parte de la AP y mantenga su objetivo de matar a todos los judíos y destruir a Israel (art. 7 del estatuto constitutivo de Hamas). ¡Qué ironía solicitar a la ONU admitir un Estado que quiere destruir a otro!
Luego del reciente atentado terrorista en el sur de Israel, el Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país manifestó que “Costa Rica, como país amante de la paz y respetuosa de los derechos humanos, expresa su más enérgico rechazo a toda forma de violencia y a toda forma de acción terrorista, cualquiera que sea el origen o la razón que la propicia”.
Me tranquiliza saber que nuestro actual gobierno sí está consciente de las razones de peso por las cuales no debe apoyar la propuesta palestina ante la ONU. El terrorismo es un tema en el que no se vale ausentarse o abstenerse.

Eric Scharf Taitelbaum
[email protected]