La tragedia de Loeb
Sebastien Loeb, piloto francés del equipo Peugeot, salió ileso de su vuelco en el rally. André Lavandinho-AFP/La República
Enviar

Justo cuando estaba por perder el liderato de la competencia a manos de su compañero de equipo, Stephane Peterhansel, Sebastien Loeb, de Peugeot, sufrió un vuelco a 11 kilómetros de la meta que lo aleja de sus aspiraciones de ganar el título del Rally Dakar.
No fue una buena jornada para Loeb, pero tanto él como su copiloto, Daniel Elena, salieron ilesos. Finalmente llegaron a 1h 08min 09s.
Después de siete etapas de dictadura de Peugeot, Nasser Al-Attiyah consiguió al fin batir a los autos franceses en un espectacular duelo de poder a poder con el español Carlos Sainz.
El madrileño estuvo muy cerca de ganar la etapa (llegó a solo 12 segundos) y tuvo esperanzas durante buena parte del día de tomar el mando del Dakar aprovechando los problemas de sus compañeros de Peugeot, pero finalmente se tuvo que conformar con recortarle apenas 19 segundos a Peterhansel.
“Monsieur Dakar” tuvo problemas al inicio de la especial, pues se le ponchó una llanta. El resultado: más de seis minutos perdidos en la primera parte de la especial.
Sin embargo, en la segunda inició una persecución feroz que le llevó a recuperar prácticamente todo el retraso, en una actuación memorable.
Sainz estuvo, por un momento y a falta del tramo final, rozando la cabeza de la general del Dakar, pero tanto Al-Attiyah como Peterhansel fueron más rápidos que el madrileño en esa fase.
Al final, fue el catarí quien se dejó la etapa y es el nuevo líder del rally.


 


 

Ver comentarios