La tercera es la vencida: Grecia
Los recortes al sector público han lanzado a miles de personas a la calle. Grecia recibiría este lunes más dinero, pero deberá reducir drásticamente su déficit.AFP/La República
Enviar

La tercera es la vencida: Grecia

Los ministros de Finanzas de la eurozona intentarán este lunes por tercera vez acordar los términos del rescate griego, con el fin de cerrar las necesidades financieras de Grecia en los próximos años y de garantizar la sostenibilidad de su deuda.
Los ministros de Finanzas de la eurozona celebraron el find e semana una teleconferencia con el fin de avanzar en los trabajos y lograron acercar posturas sobre la fórmula más apropiada para lograr estos objetivos.
Fuentes diplomáticas dijeron a que el acuerdo no será definitivo hasta la reunión del Eurogrupo de principios de diciembre, dado que las decisiones que se tomen el lunes aún tendrán que pasar por algunos parlamentos nacionales.
Según estas fuentes, los ministros de Finanzas acordaron el  una base para las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que consiste en reducir de nuevo los intereses que la eurozona cobra a Grecia por los préstamos bilaterales y transferir a ese país los beneficios que han obtenido el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales nacionales de los bonos griegos que tienen en cartera desde 2010.
Para reducir la deuda griega, los ministros también optaron por que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) compre deuda griega en el mercado secundario, dijeron las fuentes consultadas.
El miércoles pasado fuentes del grupo parlamentario de la jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, señalaron que la canciller comentó que un aumento de las garantías del FEEF en unos 10 mil millones de euros posibilitaría llevar adelante un programa para la recompra por parte de Atenas de parte de su deuda soberana a bajo precio.
La semana pasada también figuraba en la combinación de medidas que pretende acordar la eurozona para ayudar a Grecia prolongar los vencimientos de los préstamos bilaterales.
Un informe de la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) determinó que Grecia necesitará una ayuda adicional de 15 mil millones de euros para cerrar el agujero fiscal hasta 2014 y de casi 18 mil millones de euros de 2015 a 2016.
La sostenibilidad de la deuda griega es otro de los elementos que queda por cerrar, dado que Grecia debería inicialmente reducirla al 120 % de su PIB en 2020 si no se prolonga el calendario hasta al menos 2022, como defiende la eurozona.
El semanario alemán "Der Spiegel" afirma en su edición digital que el BCE y el FMI abogan por una quita radical que permita rebajar la deuda griega del 144% del PIB al 70% hasta 2020 y para ello los acreedores públicos deberían aceptar pérdidas del 50% sobre el monto que les debe Grecia, una opción que Alemania y otros países rechazan enérgicamente.
Pese a ello, las dos instituciones monetarias considerarían imprescindible la quita, afirma la revista alemana, que asegura que el lunes no habrá una decisión sobre esta fórmula, en línea con lo que publica el diario germano "Welt am Sonntag", que retrasa hasta 2015 una posible decisión al respecto y asegura que la eurozona abordó esta posibilidad el lunes en París en una reunión "secreta".
Tras un primer intento y el fracaso de las negociaciones en la reunión extraordinaria de la semana pasada, el Eurogrupo espera así aprobar este lunes junto con la Comisión Europea, el BCE y el FMI el paquete que permita cerrar el agujero fiscal de unos 32,6 mil millones de euros que se ha acumulado en las cuentas griegas desde mayo pasado.
Además de las necesidades financieras de Grecia más allá de 2014, cuando se terminaba inicialmente el rescate, Atenas necesita cuanto antes el próximo tramo de ayuda de casi 32 mil millones de euros, que podría juntarse con otro desembolso, totalizando así 44 mil millones.
El 14 de diciembre Grecia enfrenta nuevos vencimientos por valor de 3,4 mil millones de euros, según el diario griego Ekathimerini.

201211252221100.i22.jpg

Bruselas / EFE

Ver comentarios