Enviar
Sábado 23 Junio, 2012

La superestructura, la estructura y la infraestructura

Quizás la forma más simple de entender estos tres términos es llevarla al plano constructivo, donde la superestructura es el diseño y visión arquitectónica que se desea expresar. La estructura es la parte fundamental de la construcción ya que pese a que no se ve, es la que garantiza la seguridad de soportar y no desplomarse a la menor sacudida; y por último tenemos la infraestructura que es el la parte visible de la construcción y que bajo una percepción subjetiva la hace linda o aburrida a la vista.
En el plano socio-político diremos que la superestructura de una sociedad la definen la forma de pensar, su ideología, leyes y creencias; la estructura sería la forma en que la sociedad ha decidido organizarse (poderes, ministerios) y la infraestructura la componen el conjunto de medios físicos y servicios para el funcionamiento de la sociedad.
Por último en el plano humano y en una forma simplista de explicar esos elementos diremos que la superestructura recoge elementos del ser espiritual, la estructura la parte interna de nuestro cuerpo y la infraestructura la parte física visible al ojo humano.
Analizando la sociedad costarricense y teniendo claro que los tres elementos se correlacionan, diremos que en la ausencia de líderes con pensamiento profundo y la pérdida de valores (la práctica del chorizo) es un síntoma del deterioro de la superestructura, expresado en el enmarañado laberinto institucional y legal sobre el cual funciona (estructura), y manifestado en el deterioro de sus edificios, vías de comunicación, pérdida de competitividad e ineficiencia portuaria, filas para recibir servicios públicos, etc.
No hay duda que la gran diferencia entre una organización exitosa y una que pierde mercado, entre un país subdesarrollado y uno desarrollado; entre una familia sólida y una desestabilizada; radica justamente en la expresión de esos tres elementos; y que de los tres el que hace la diferencia de origen es justamente la superestructura expresada en la siguiente frase “tú puedes brillar tanto como así lo pienses”.

Mynor Retana Cárdenas
Ingeniero
[email protected]