La suerte del campeón
Verny Ramírez trabajó fuerte para mantener a Alejandro Alpízar lejos de la meta de Carmelita. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

La suerte del campeón

Alajuelense estrenó título con victoria agónica


¿Quién duda de que la suerte de campeón existe? Puede preguntarle a Alajuelense, que cuando Carmelita festejaba un empate y la Liga lo lamentaba —pues fue robado en la agonía—, recurrió también a ella para adueñarse de los tres puntos.

201401122321070.a11.jpg
Y sí, los manudos fueron visitantes en su propio estadio y ante un rival que les tiene, o más bien les tenía, la medida puesta, ya que les ganó por partida doble el torneo anterior, y apostaba a seguir con esa fiesta.
Los dirigidos por Óscar Ramírez presentaron algunas modificaciones en su equipo estelar.
Y Carmelita, con esa confianza que se genera basados en la historia, jugaban con todo, aparte de que el escenario presentó una muy buena cantidad de aficionados, que llevaron dinero fresco a sus arcas, es decir, pintaba muy bien la tarde.
Los verdolagas apostaban por una sorpresa o que su estrella y goleador Carlos Clark se sacara un as de la manga, para llegar al gol, pero en los primeros 45 minutos, Patrick Pemberton solo recibió un baño de sol.
La Liga tuvo su chance tras un tiro libre que ejecutó Alejandro Alpízar que conectó de cabeza Kenner Gutiérrez y la pelota se estrelló en el vertical tras el desvío de Fernández.
En la complementaria hubo mayor ambición y eso facilitó el disfrute de las tres anotaciones, siendo los manudos los primeros en marcar, tras una buena corrida de Johan Venegas y un mejor pase, que cerró en el segundo poste Alejandro Aguilar, para tocar y hacer el 1 a 0 al minuto 75.
Con tan poco tiempo por jugar, parecía que la victoria rojinegra era una realidad, pero no, el debutante Francisco Rodríguez se internó al área y fue derribado por Álvaro Sánchez. El silbatero no dudó en marcar la pena máxima y la historia comenzó a tomar el camino que parecía lógico entre estos equipos.
Carlos Clark con precioso y elegante remate engañó por completo a Pemberton. Pero no, la suerte del campeón existe y más en la primera fecha. Un centro a la olla, minuto 92, falla un defensa, luego el otro, nadie rechaza y… gol de Armando Alonso. Dos a uno ganó la Liga, ganó el rey.

Cristian Williams Méndez
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios