La solución está en el sol
Ya el país está empezando a tomar más en serio la energía solar, debería existir mayor generación tanto por grandes plantas, como aprobarse la generación distribuida. Archivo /La República
Enviar

Crece dependencia de combustible para generar electricidad

La solución está en el sol

Oportunidad de bajar costos al optar por paneles solares

Recurra al sol y encuentre ahí una solución al incremento futuro en el costo de la electricidad, si su factura es considerable.
Debido al fuerte verano, incrementa el porcentaje de la energía que se genera quemando búnker.

201403102241250.n44.jpg
Y, por el alza en el tipo de cambio, es posible anticipar que pronto vendrá un ajuste fuerte en el precio que usted paga por la electricidad.
Para anticipar, usted puede evaluar ya la inversión en un panel solar para que sea la fuente de parte de su consumo energético.
Costa Rica tiene una localización geográfica privilegiada para la explotación de la energía solar, así lo confirman mediciones realizadas por la NASA. En los meses de verano la energía solar podría ser un excelente sustituto.
El potencial es mayor en Guanacaste y gran parte del Pacífico Central, zonas que disponen de seis meses soleados.
“Con la instalación de 600 MW de potencia en paneles solares, sería suficiente para sustituir toda la generación térmica que el país produce hoy”, dijo Toni Weigl, experto alemán de la Agencia Alemana para el desarrollo de energías renovables.
Esto significaría un ahorro anual de $240 millones, que se gastan en compra de combustible para la generación térmica.
De esta forma, el sistema de generación de energía nacional funcionaría con el abastecimiento de plantas geotérmicas, solares, eólicas e hidráulicas a filo de agua en verano, y el complejo Arenal sería la reserva, acumulando agua para generar por las noches, lo que podría ayudar a que la factura eléctrica bajase.
Las plantas térmicas de Garabito y Moín quedarían como respaldo para el sistema, así como la importación de energía del sistema de interconexión centroamericano.
“Para sustituir el térmico no basta la instalación de 600 MW en plantas solares. Hay que disponer de otro tanto de MW en otra tecnología para cubrir las necesidades durante la noche y los días con alta nubosidad, cuando precisamente no se cuenta con la fuente solar”, explica Luis Pacheco, gerente de Electricidad del ICE.
Además, creen que por lo anterior es más económico utilizar la generación térmica como reserva del sistema.
Por otro lado, existen varias barreras que vencer, además del pensamiento del ICE.
Entre ellas está que la Aresep pueda fijar una tarifa específica para la generación fotovoltaica, que haga de esta forma que la construcción de grandes plantas sea económicamente factible, y que inversionistas o el mismo ICE quiera participar en este mercado.
Por otro lado, el país debe exonerar de impuestos la importación de equipos para la generación de electricidad solar al ser esta una fuente renovable.
Además, es requerido que la Aresep autorice la energía distribuida y fije las tarifas para que los excedentes energéticos de casas o industrias que tengan paneles solares, puedan inyectarse al sistema eléctrico y así baje sus costos de pago al entregar energía.
Ya unos 300 usuarios están en un plan piloto por parte del ICE desde hace dos años y que termina en 2015, para que usuarios puedan entregar energía al sistema cuando esta les sobre en su generación, solo que no es viable en el Área Metropolitana.
Incluso en Heredia se está iniciando uno parecido por parte de la Empresa de Servicios Públicos.
Respecto a este plan deben considerarse el beneficio ambiental, la seguridad energética y las ventajas de usar una fuente de energía autóctona.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios