Enviar
Martes 15 Marzo, 2011


A la solución se llega mejorando la recaudación de los impuestos ya existentes, combatiendo la evasión fiscal, reduciendo el gasto público, y utilizando eficientemente los recursos

La reforma fiscal ¿será esta la solución?

Uno de los principales temas del acontecer nacional, es el de la reforma fiscal que ha dominado la agenda legislativa en los últimos días.
Y no es para menos, pues la situación financiera de nuestro país es crítica, según la CEPAL Costa Rica presenta el déficit fiscal más grande de América Latina. Según las cifras, los ingresos del Gobierno central cayeron en apenas un 7% de 2008 a 2010 como proporción del PIB, mientras que el gasto aumentó un 28,7% durante el mismo periodo.
Ese aumento desmedido en el gasto público es uno de los principales factores que agudizan dicho déficit, pero uno de los menos mencionados dentro de las medidas presentadas días atrás.
Inicialmente, se pretende aumentar el impuesto al valor (IVA) del 13% al 14%, además gravar nuevos sectores como la educación y servicios médicos, aumentar el monto de los ya gravados, por ejemplo: servicios profesionales, universidades, etc.
Aun si dicho proyecto alcanzara su objetivo de elevar la recaudación en un 2,5% del PIB, la brecha entre ingresos y gastos seguirá siendo bastante amplia, pues según datos de la Contraloría General de la República, los ingresos fiscales en 2010 alcanzaron un 14,8% del PIB, pero los gastos representaron un 20,2%.
A la fecha ningún sector ha mostrado apoyo real al proyecto, y por el contrario, ya abundan las propuestas de varios sectores, todas coinciden en que más impuestos no son la solución, sino un mejor manejo de los existentes.
La solución no puede estar ligada solo a aumentar los tributos, pues los consumidores somos los más afectados, el hecho de que se impongan más impuestos no le asegura al Estado que estos ingresos vayan a sus arcas.
La medida debe ser integral, mejorando la recaudación de los impuestos ya existentes, combatiendo con mayor propiedad la evasión fiscal, además el Estado debe mostrar un verdadero compromiso, reduciendo el gasto público, y utilizando eficientemente los recursos.
Así, nuestro país podrá hacer frente de una mejor manera a esta situación fiscal, sin dejar de lado el desarrollo económico y social de los y las costarricenses.

César Villalobos Bogantes