La prueba es Augusta
Comenzando con tres títulos el año, Tiger Woods apunta al Masters de Augusta.DAVID CANNON-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

La prueba es Augusta

A las puertas del primer Grand Slam de la temporada Tiger Woods presenta su mejor versión

El Masters de Augusta, el primer “Grande”, el que tiene de premio una chaquete verde, el que hace suspirar a muchos, soñar a otros, el torneo que todo golfista desea ganar.

201303271920180.a33.jpg
A ese título es el que aspira Tiger Woods, el radiante nuevo número uno del mundo, quien llegará a Augusta National Golf Club en su mejor forma, en su mejor versión.
Woods ganó en el Abierto de Estados Unidos en 2008, el que era su decimocuarto grande de su carrera y ahí se estacionó, por culpa de la lesión de la rodilla izquierda, envuelto en problemas personales y sin poder encontrar su juego.
Hoy en el horizonte vuelve aparecer ese “Tigre” que solo con la mirada devoraba rivales, que parecía indestructible, que camina en busca de acabar con el récord de 18 “Majors” que ostenta el legendario Jack Nicklaus.
Dentro de poco más de dos semanas (11 al 14 de abril), comenzará el Masters de Augusta, el primer Grand Slam del año y donde Tiger Woods estrenó su lista de “Grandes” en 1997 y donde no gana desde 2005.
Tras haber ganado ya tres títulos en 2013 y seis en los últimos 12 meses será el gran favorito para vestirse su quinta chaqueta verde. “¿Hace cuánto que no llegaba tan bien a Augusta?”, le preguntaron el lunes en Bay Hill después de ganar el título y asegurarse el retorno al uno por primera vez desde el 30 de octubre de 2010. “Hace varios años”, admitió Woods.
Su juego anda bien, su estado físico también. “Mi juego es consistente. Está a un nivel alto. Si no me duele nada, sé que puedo jugar a este nivel. Sé que puedo pelear por los Majors, por cualquier torneo, si estoy bien físicamente. Ese fue el primer paso en el proceso. Una vez logrado, mi juego cambió”, explicó.
Dentro de su buen momento, mucho se debe a que ha recuperado la confianza en el putt. Por ejemplo, en Doral necesitó solo 100 putts (25 por ronda) para terminar ganando por dos golpes de ventaja. En Bay Hill hizo 110 para vencer por la misma diferencia.
Nicklaus es el primero en asegurar que Tiger pronto acabará con su récord.
“Aún creo que batirá mi récord”, dijo el mítico golfista. “Tiger tiene talento, 37 años (...) No es muy viejo, yo gané cuatro pasada esa edad, escalonados, no fue tan difícil. No creo que para Tiger lograr cuatro, cinco, o seis o siete sea tan difícil”, agregó.
El Masters contará con la mejor versión de Woods, pero solo Woods podrá decidir hasta dónde quiere llegar. El “Tigre” tiene la última palabra.

Dinia Vargas
[email protected]

 

Ver comentarios