Enviar
La pócima funcionó

Cuando faltaba un minuto para el final, el marcador estaba igualado a uno. Al Herediano le bastaba para irse contento, mientras que Brujas no estaba satisfecho, porque comprometía la clasificación.
Tiro libre, parecía ser el último suspiro. El capitán, la figura del equipo, Josimar Arias, pequeño de tamaño, respiró profundo, vio el marco y sacó lo mejor de su repertorio. Balón al ángulo y gol.
Fue el 2-1, era el gol del triunfo, pero más, mucho más que eso, era la anotación más importante de la temporada, la que le dio la clasificación a los cuartos de final.
El partido fue ameno, parejo la mayor parte del tiempo y con escasas ocasiones de gol en ambas porterías, lo que permitió a Luis Diego Sequeira y Leonel Moreira tener una tarde tranquila, al menos en la primera parte.
En el último minuto de la inicial, Esteban Ramírez ejecutó un tiro de esquina medido al centro del área, donde apareció desde atrás y con certero remate de cabeza la figura de Olman Vargas, para abrir el marcador.
En la complementaria los florenses quisieron liquidar rápido, disonaron cinco minutos y luego desaparecieron o los desaparecieron los brujos con una pócima de buen fútbol que nunca falla.
La figura de Cristian Lagos emergió, comenzó a ganar todo en el juego aéreo y en una de esas sirvió en bandeja al recién ingresado José Luis Cordero, quien fusiló a Moreira para el 1-1.
El empate era inminente, ambos equipos podían haber aumentado, sobre todo los locales, pero la historia se cerró con el tanto de Josimar.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios