Humberto Pacheco

Humberto Pacheco

Enviar
Martes 6 Abril, 2010

TROTANDO MUNDOS
La OCDE Soberana

La OCDE la tiene contra Costa Rica. No censura a sus dueños por destrozar la economía mundial sino que se dedica a perseguir países pequeños. Recientemente envió un emisario a darnos instrucciones de cómo conducirnos. La señora Ministro de Hacienda le montó una conferencia y aprovechó para anunciarnos una ley que no mostró, preocupante porque involucra pérdida de derechos ciudadanos. Tampoco hubo espacio para preguntas ó comentarios.
Hemos reiterado que no queda otra que tratar de cumplir (pronto) con la OCDE porque tiene el respaldo de los países grandes. Allí mueren las palabras. Sin embargo, la actual posición gris de Costa Rica es injustificada y los organismos de los poderosos la están usando para discriminar contra de los inversionistas costarricenses en Europa.
La OCDE quiere que Costa Rica modifique sus leyes protectoras de la privacidad ciudadana para favorecer a los grandes en su labor de recolección de impuestos. Ellos, que dañaron la economía mundial y sus propias finanzas, ahora quieren exprimirle a sus súbditos hasta el último jugo y para eso consideran necesario perseguir a los países pequeños.
Nos están exigiendo eliminar la intervención de un Juez en los pedidos de información bancaria cuando otros países la soliciten. Esa facultad, suponemos, debe estar en manos de un burócrata que la dispense liberalmente. Puede ser que tengamos que llegar a eso pero nos confunde que varios otros países de Latinoamérica tengan igual requerimiento judicial y no se les exija nada. Talvez no le han pedido a la OCDE que los ayude desprestigiándolos.
Quitar la valoración del Juez en la apertura bancaria nos parece un recurso innecesario y muy peligroso, sobretodo a nivel local.
La persecución contra Costa Rica comenzó hace un año cuando un “error” de la Ministro causó que se nos colocara en la reducida lista negra de peores violadores de transparencia del mundo. Una mancha de incalculable perjuicio para nuestra imagen. Entre otras lindezas, la Ministro afirmó en una carta que Costa Rica tiene acciones al portador (suprimidas a principios de los años ochenta). Inmediatamente se nos insertó en esa lista de desprestigiados sin medir el daño.
Cuando la OCDE se da cuenta de la embarcada que le han dado nos saca de esa lista pero, para salvar cara, nos deja insertos en una gris de paraísos tributarios. El efecto es “no le compre, no le venda”. Ahora a las compañías costarricenses (sabemos de una constructora) no se les permite participar en proyectos europeos de infraestructura porque Costa Rica figura en la lista gris de la OCDE.
Curiosamente, aunque otros países latinoamericanos imponen el Juez, solo Costa Rica esta fichada. Paralelamente, la señora Ministro va a París a dar explicaciones de lo que está haciendo para resolver el problema y allí también logra meternos en una lista negra francesa de paraísos fiscales. Más descrédito para el país.
La ruta para resolver todo esto ha estado abierta todo el tiempo: se negocian varios tratados de intercambio de información tributaria (como el suscrito en 1984 con los Estados Unidos), con las actualizaciones del que se firmó recientemente con Argentina, y se le muestra a la OCDE que Costa Rica, además de ser un país de derecho que recurre a los Jueces para salvaguardar la privacidad de sus ciudadanos, es uno de los más cooperadores en materia de lavado de dineros y de KYC bancario, y de los más severos en la lucha contra el narcotráfico. Pero hay que llegar con poder de convicción para no salir más bien trasquilados, como sucedió en Francia.
Quedan entonces las interrogantes: ¿fue la carta un “error” de la señora Ministro? ¿Que fin perseguía? ¿Por qué le fue tan mal en Francia? ¿Le ha faltado capacidad negociadora ó fueron los descréditos intencionales parte de un agenda dirigido a lograr un mayor consenso local para una reforma tributaria por vergüenza?
Sí es así, no se está midiendo el gravísimo daño que se le está causando a Costa Rica. ¿Banana republic?

Humberto Pacheco

[email protected]