Enviar
La novela continúa
Jugadores quitarán embargo contra Liberia Mía, equipo que ayer presentó una documentación ante la Unafut

Dudas y más dudas son las que se asoman en el caso de Liberia Mía y la cesión de su derecho en la primera división a Barrio México, a tan solo cinco días de que arranque el Torneo de Invierno 2010.
Las ligas a las que pertenecen estos clubes, Unafut y Liga de Ascenso, no pueden pronunciarse, ya que no cuentan con información suficiente, en tanto que los equipos guardan silencio.
Mario Sotela, propietario de Liberia Mía, brilla por su ausencia, mientras que Minor Vargas, jerarca de Barrio México, viajó desde el domingo a México a acompañar a su otro equipo, Brujas FC.
En las oficinas de la Liga de Ascenso, su jefa administrativa, Yanury Morales, expresó que a las 5 p.m. ni los mexicanistas y menos los pamperos, habían acudido a realizar algún trámite.
En la Unafut, Mariela Sánchez, encargada de prensa, indicó que Liberia Mía presentó una documentación, pero ignora de qué se trata, ya que hasta hoy lo conocerá el comité director en su sesión ordinaria.
Algunos presidentes de clubes, tanto de la primera como de la segunda división, muestran disconformidad por la forma en que se manejó este tema. El jerarca de Sagrada Familia, Guillermo Carvajal, presentó un recurso de amparo en el que solicita se suspendan todos los actos administrativos y deportivos de las Ligas de Ascenso (Liasce) y de Unafut hasta tanto no se resuelva este recurso.
“Esta cesión de derechos afecta mis intereses deportivos y los de mí representada, la Asociación Deportiva Sagrada Familia. Como presidente apoderado generalísimo sin límite de suma de mi representada, que participa en los torneos que organiza la Liga de Ascenso del fútbol costarricense. (Liasce).
En la Liga de Ascenso, la eventual inclusión de Liberia Mía, afectaría la conformación de los grupos, hecho este sorteo por ubicación geográfica”, reza el recurso del presidente del cuadro sacro.
Mientras, el embargo que pesa sobre Liberia Mía, solicitado por los jugadores Pablo Salazar, Minor Díaz y Alvaro Mesén, que era un impedimento para que el intercambio de categoría tuviese efecto, será levantado hoy mismo, luego de un acuerdo económico.
“Ya hemos conversado con don Minor Vargas y con los abogados y en las próximas horas se llegará a un arreglo para que Barrio México ascienda a la primera división”, dijo Díaz.
Con esta determinación el equipo de Liberia podría transferir su franquicia y así Barrio México jugar en primera división.
En Liberia ya comenzó el éxodo de jugadores, algunos cedidos al Herediano y otros a Barrio México, mientras que los que menos suerte han tenido, deben buscar donde ubicarse.
Uno de los jugadores que no saben qué pasará con su futuro es Fabián Rojas, quien confesó que en la última práctica del viernes se encontraron el estadio Edgardo Baltodano cerrado y no se realizó el entrenamiento.
Entre los que vendrían al equipo capitalino están Willy Eras, Harry Ocampo y Roberto Wong, en tanto Allen Guevara iría al Elche de la segunda división de España.
Por otro lado ya se anunció que el ex jugador Roy Sáenz asumiría como presidente de Barrio México, ante la renuncia de Minor Vargas, quien no puede fungir como jerarca de dos clubes de la misma categoría.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios