Enviar
Viernes 25 Diciembre, 2015

La mutación de los blogs

¿Están los blogs condenados a desaparecer? Esta es una de las preguntas que nos hacemos muchos seguidores de bloggers en la actualidad.
Aún recuerdo cuando ser blogger era algo que estaba de moda, y no solo eso, sino tener un blog hace unos años era la mejor forma de expresión en el mundo de Internet.


Con la aparición de las redes sociales, los blogs han ido perdiendo fuerza. Es evidente que las plataformas sociales han escalado puestos y están bastante por encima de los blogs.
La gente, y muchos de los que antes eran bloggers, ya no les apetece tener que estar escribiendo grandes textos o hablar de sus sentimientos, emociones, o demás temas que por entonces eran muy de su interés.
Aún existe gran cantidad de blogs; la gran mayoría de ellos enfocados a temas específicos como informática, moda, aparatos electrónicos, etc., pero, ¿qué hay de los blogs personales?… También hay gran cantidad de ellos, pero con la revolución de las redes sociales cada vez hay menos blogs de temática personal.
En los últimos años ha habido una disminución de blogs bastante considerable, pero también los que existen son más sólidos e influyentes en su sector y los de contenido personal se han mudado a las redes sociales y esos mismos intereses son compartidos en los perfiles. Si usted se fija en su Facebook, muchas veces parece un blog: comparte links, crea notas y comenta.
El blog sigue siendo el lugar perfecto para leer un post pero ya no es el lugar preferido por los internautas para discutir, para comentar. Esa parte interactiva de conversación está pasando al terreno de las redes sociales.
La pregunta es ¿por qué la conversación que tenía lugar en los blogs tiene ahora lugar fuera de ellos? Diría que redes como Twitter facilitan más una discusión, quizás por el formato corto, por la facilidad de seguimiento (hashtags), sin olvidar que se considera un canal de “micro blogging” que ha tenido muchísimo que ver con el desarrollo de plataformas inmediatas de contenido. LinkedIn ofrece mayor afinidad sectorial, ya que muchas conversaciones tienen lugar en grupos temáticos o de networking.
En resumen, el blog no muere; sigue siendo la mejor plataforma digital para la marca personal, la que nos permite disponer de una “casa virtual” en toda regla y la que nos permite dirigir nuestro propio contenido. Lo que muta es la discusión, que se traslada hacia lugares más habitados.
A nivel empresarial, los blogs fueron una de las primeras herramientas digitales que adoptaron las compañías para atraer clientes y darse a conocer. Utilizaban los blogs como una plataforma para expresar sus valores y misiones, presentar sus productos y servicios. El desafío en aquel momento era encontrar contenido original y relevante.
Hoy en día la realidad es distinta. Uno de los motivos de este cambio es la inmediatez que ofrecen las redes sociales en las actualizaciones. Mientras que el blog apunta a un contenido más sostenible en el tiempo, los posts en redes sociales son más inmediatos y perecederos. Además, estas últimas tienen un condimento especial: la interacción.
Las distintas opciones de recursos y aplicaciones que presentan las plataformas sociales semana tras semana ofrecen a las organizaciones nuevos usos para sus fan pages. Por ello están superando ampliamente a los blogs.
Más allá de esto, son varias las organizaciones que siguen apostando por ellos, y utilizando las redes sociales como un centro de información, y no de interacción.
La clave del marketing digital exitoso está en saber combinar todas las herramientas que ofrece el ambiente, optimizando las ventajas que brinda cada medio y adaptando los contenidos a cada perfil.

Alfredo Rojas
*Baum Digital