Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


La mágica inauguración del Estadio Nacional

| Miércoles 30 marzo, 2011


La mágica inauguración del Estadio Nacional

Qué orgullo sentimos los costarricenses que estuvimos ahí o vimos por televisión, el espectacular evento de inauguración del nuevo Estadio Nacional. Antes que nada, previo al ingreso al estadio, vimos como la organización tuvo en mente todo lo que había que tomar en cuenta para que la experiencia fuera inolvidable.
Paso a paso, mientras nos acercábamos al estadio, ya se empezaba a notar la excelente planificación y ejecución de lo estructurado durante tanto tiempo para que fuera un éxito ese esperado sábado 26 de marzo de 2011.
El entrar al estadio y ver el ambiente, hizo que nuestra mente se trasladara a la pantalla de televisión donde solo por ese medio lo habíamos visto antes, semejante escenario que no les envidia nada a otros reductos deportivos de nivel mundial. Todo lo que sucedió previo al partido, fue fluyendo correctamente y al pie de la letra.
No es una casualidad que ese alucinante evento de inauguración saliera de tal manera sin adecuada planificación, orden, adecuado equipo humano, labor de equipo y todos los otros elementos que son necesarios para llevar a cabo un trabajo de excelencia. Jotabequ merece un reconocimiento de todo el pueblo costarricense ya que difícilmente alguna otra organización del país podría haber hecho algo mejor o similar.
Ellos contra viento y marea de algunos detractores, supieron seguir adelante trabajando con gran responsabilidad, dejando atrás envidias y rencores de unos pocos.
Dicho proyecto requería riesgos de todo tipo, siendo el económico uno de ellos, siendo este uno que también asumió la empresa antes mencionada. Su recompensa es bien merecida para una entidad que apuesta a un evento de interés nacional e internacional como el llevado a cabo y bajo una tremenda presión.
La responsabilidad que asumió la empresa organizadora era fácilmente, el proyecto más difícil y complejo que ha tenido y que tendrá en su carrera empresarial, pero el producto final que nos dio este pasado sábado, valió la pena y todo el esfuerzo se vio premiado. Este fue el primero de varios eventos con los que se celebra la inauguración del Estadio Nacional y es solamente el inicio, ya que tendremos experiencias inolvidables por varios días.
En un evento con tantos detalles a tomar en cuenta, la perfección no existe, pero los detalles más importantes sí fueron cuidadosamente revisados para la satisfacción del aficionado y amante de los espectáculos de altísimo nivel.
La piel “de gallina” o las lágrimas se hicieron presentes en más de uno de los que estuvimos ahí viendo cada uno de los actos que se presenciaron, eso resume la magia de la inauguración, especialmente cuando vimos los goles de nuestra Selección de Italia 90.
Respeto a quien respeto merece, y en este caso a la empresa organizadora que realizó una fiesta digna de un gran reconocimiento, la cual quedará marcada con el tiempo en la historia de nuestro deporte nacional y nuestra cultura.

Alvaro Ortiz