Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



ACCIÓN


La Liga, casi, casi

Cristian Williams [email protected] | Jueves 10 noviembre, 2011



La Liga, casi, casi
Le pintó la cara a Saprissa pero no le pudo ganar
La fiesta estaba armada, la mesa servida y el invitado presente, solo que salió más respondón de lo esperado y lejos de ser el pato de la fiesta, fue el aguafiestas.
Alajuelense recuperó su alma de campeón y su actitud de equipo grande, para sacar un empate a dos ante Saprissa, que tiene ribetes de dolor, ya que merecían llevarse los tres puntos.
Saprissa por el contrario, de nada valió ser locales, tener el estadio lleno y estar más motivados que el rival, ya que se mostraron desordenados y sorprendidos por la actitud y el juego de los manudos.
Y es que apenas a los 50 segundos, Jonathan McDonald envió la primera señal de que venían por la victoria, para dejar atrás las dos derrotas, al rematar cruzado y muy cerca de la meta de Víctor Bolívar
Y el fruto no tardó en llegar, tras una gran corrida de Pablo Gabas, quien dejó rivales rezagados antes de enviar un centro, donde McDonald le ganó la posición a José Mena y con toque justo abrió el marcador apenas a los seis minutos.
La lesión de Gabas, que obligó a sacarlo al 21, tuvo un efecto claro en la Liga, que perdió posesión, mas nunca el orden que mandó Oscar Ramírez y que les alcanzaba para tener el partido controlado hasta que…
Penal a favor de Saprissa, al minuto 36, cargado de polémica, tras falta de Jhonny Acosta sobre Walter Centeno y que transformó en gol, con muy buena ejecución, Jairo Arrieta, para que la primera parte acabase con empate a uno.
La expulsión en el arranque de la complementaria puso en bandeja el triunfo para Alajuelense, pese a que la actitud era de control de balón pero sin mucha penetración, pero les alcanzaba para ser los dueños del juego.
Pero quien no los hace, los ve hacer y, en un tiro de esquina, José Mena quedó solitario y remató para superar por segunda vez a Patrick Pemberton y darle un golpe a la lógica.
La alegría fue solo de cinco minutos, ya que la zaga morada se durmió en un tiro libre que Alpízar dio en corto a Allen Guevara, la pelota anduvo por toda el área chica y McDonald, para convertirse en figura, decretó el empate.
La Liga hizo todo para lograr el tercer gol, menos meterlo, sobre todo en una acción en la que Jorge Gatgens, sin nada más que anotar, remató desviado, para dejar el casi, casi, en el sentir de sus seguidores.
Buen clásico, la Liga mantiene su ventaja, Saprissa se salvó en casa y Herediano puede hoy amarrar el liderato de una vez por todas.

Cristian Williams
[email protected]