La inflación más alta en diez años agrava el dilema de Nigeria
La desaceleración del crecimiento y los bajos precios del petróleo han llevado a un declive en los ingresos de estado. Bloomberg/La República
Enviar

Atrapado entre la máxima tasa de inflación en más de diez años y una economía que va camino de contraerse por primera vez desde 1991, el Banco Central de Nigeria quizás opte por no hacer nada.
El gobernador Godwin Emefiele está bajo presión para limitar la inflación, que el mes pasado se aceleró por sobre el límite alto del objetivo del Banco Central, mientras la economía probablemente se contraerá en un 1,8% este año, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional.
La Comisión de Política Monetaria (MPC, por sus siglas en inglés) de Nigeria aumentó este martes la tasa clave para los préstamos de 12%  a 14%, dijo Emefiele en la capital, Abuja.
“Nigeria se enfrenta a un dilema de políticas: una inflación alta y el hecho de que está técnicamente en recesión”, dijo Ayodele Akinwunmi, jefe de investigación en FSDH Merchant Bank Ltd. en Lagos.
“El MPC no puede recortar las tasas porque eso sería contradictorio con la situación. Sin embargo, el MPC no debería tampoco aumentarlas, ya que eso podría no ayudar a detener la inflación, que es fomentada por los costos y debe enfrentarse desde el lado de la oferta”, agregó.
La inflación en la economía más grande de África subió a 16,5% en junio, la máxima desde octubre del 2005, con los costos de alimentos y gasolina en alza debido a la escasez de divisas causada por un tipo de cambio fijo que lleva 15 meses.
Se permitió la libre flotación de la moneda, el naira, desde el 20 de junio y este perdió más de un tercio de su valor contra la moneda de EE.UU. y se debilitó más allá de 300 por dólar por primera vez el 22 de julio.
“Quizás se deban ajustar para apoyar la nueva política del naira”, dijo Pabina Yinkere, que encabeza las investigaciones en Vetiva Capital Management Ltd. en Lagos. “Si bien, del punto de vista económico, ajustarse puede no ser la mejor jugada, el balance de los riesgos lo requiere”.
Aunque el Banco Central dijo que dejaría que el mercado determinara el valor del naira, continúa prohibiendo a importadores de bienes que van desde productos de acero hasta arroz acceder a dólares del mercado interbancario. Esto obliga a las empresas a comprar moneda extranjera en un mercado paralelo donde el naira se cambia a más de 370 por dólar, aumentando aún más la presión de la inflación.

Ver comentarios