Enviar
Viernes 29 Julio, 2011

La importancia del trabajo en equipo

El trabajo en equipo está tomando cada vez mayor importancia en las organizaciones, como una valiosa herramienta para la obtención del éxito; sin embargo, su conformación y permanencia representa un gran reto dentro de las estructuras, ya que se deben implementar las estrategias adecuadas y contar con el personal idóneo para alcanzar las metas y objetivos.
Desarrollar una cultura de trabajo en equipo, requiere tiempo para lograr un grupo consolidado y así obtener un buen desempeño de sus integrantes en un óptimo ambiente de trabajo.
Una organización requiere la conducción de un jefe con liderazgo, con capacidad administrativa y gerencial, con visión, que planifique, que mantenga los canales de comunicación y coordinación efectiva, con reglas claras, donde la confianza, la lealtad, la motivación y el compromiso sean el común denominador.
Debe fomentarse la crítica constructiva con sentido de responsabilidad y dando margen al desarrollo de iniciativas, consiguiendo así la superación del personal; mecanismos que permiten establecerlos en grupos homogéneos que trabajen por un objetivo común.

El jefe o coordinador del equipo debe tener capacidad para anticiparse y resolver los problemas que se presenten, demostrando ser una persona justa y equilibrada en sus decisiones, de manera que los subalternos conozcan su modo de actuar, obteniendo una excelente credibilidad, entendimiento, armonía y respeto.
La asignación de tareas debe efectuarse de forma equitativa, de acuerdo con sus conocimientos, habilidades y experiencias, utilizar el tiempo necesario en la consecución de los trabajo fijados, escuchar los diversos puntos de vista de los integrantes, con el fin de tomar acertadas decisiones. Importante es que las responsabilidades deben quedar claramente establecidas para evitar que queden diluidas en el tiempo.
El trabajo en equipo es un medio excelente para el logro de las tareas, pero debe tenerse presente que pueden darse inconvenientes de diferente índole que entraban su desarrollo.
En algunas oportunidades el superior puede tomar decisiones equivocadas e inclusive presionar al grupo para que las acepte como válidas, promueve largas reuniones y poco productivas, provocando desinterés en futuras convocatorias.
En relación con los trabajos que se asignen, se deben evitar las criticas constantes cuando algunos miembros son soberbios al querer demostrar que son superiores y descalifican el trabajo de los demás, con desprecio, indiferencia, burla y buscan la oportunidad para su propia diversión al sacar chistes, inclusive algunas veces con la complicidad del jefe.
El adquirir la cultura del trabajo en equipo es un medio excelente para el logro de las metas y objetivos, interactuando, fortaleciendo la organización, donde imperen el compromiso y la contribución de cada integrante para hacer una muy buena labor.

José Francisco Bolaños Arquín
Administrador de Negocios
Profesor universitario
[email protected]