Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 2 Septiembre, 2009


La imagen de la Caja


Con sus servicios la Caja Costarricense de Seguro Social toca la vida de tantos habitantes que es difícil encontrar una persona que no tenga alguna opinión sobre esta institución. Muchas de las historias que cuentan son negativas, aunque quienes relatan las peores a veces son los que menos usan los servicios de la Caja. Seguramente más de una de las versiones malas sea cierta, pero también las hay positivas, y las tres que siguen son ejemplos de estas.
Primero, altos jerarcas de la Caja me han confirmado que todo el equipo médico que se adquirió de Finlandia hace seis años es de muy buena calidad, y está en uso en distintos hospitales y clínicas de la institución. Hay un juicio grande que se celebra actualmente y que tiene como enfoque la manera en que se llevó a cabo la adquisición de este equipo. Es confortante saber que estos aparatos no están guardados en bodegas, u oxidándose en algún patio remoto, mientras que sigue el debate en un tribunal. Más bien están siendo utilizados para mejorar o, quizás en algunos casos, salvar la vida de ciertos asegurados.
Segundo, no obstante la crisis financiera que azota al mundo y al país, no ha mermado el número de patronos y asegurados que atiende la Caja. Aunque algunas planillas se han visto reducidas por patronos que han sufrido bajonazos en sus ventas, con el despido consecuente de personal, han aparecido empresas nuevas que han inscrito a sus trabajadores. Esto es bueno para la estabilidad financiera de esta institución del Estado, pero también es positivo para los que se preocupan por la situación económica nacional. Puede haber desempleo en el país, pero basado en esta información, parece que quienes quedan cesantes logran encontrar oportunidades nuevas.
Tercero, hasta el momento el virus A H1N1 no ha provocado la tragedia nacional que se ha visto en algunos países. La lucha contra este virus es responsabilidad de la Caja, y ha respondido con organización y fuerza. Aparentemente se está alistando para lo que se llama la “segunda ola” del virus, que podría aparecer en octubre.
El sistema de citas de la Caja es algo que provoca bastante ira entre los asegurados. Lógicamente, a estos no les gusta tener que levantarse a las 4 a.m. para hacer fila frente a un EBAIS para ver si lo van a atender ese mismo día. Tampoco les gusta tener que “guardar cama” por varios días mientras se desenreda la agenda para el uso de los quirófanos en los hospitales. Este es el sistema que está en función actualmente. Aparentemente están avanzados los planes de instalar un sistema mecanizado que permitirá a los afiliados llamar por teléfono en horas de oficina para obtener, confirmar y quizás cambiar sus citas. El programa es tan eficaz que el presidente Ricardo Martinelli de Panamá visitó al Dr. Eduardo Doryan, presidente de la Caja, para determinar si es posible implementarlo en el sistema del país vecino. Martinelli había sido presidente del Seguro Social panameño, y estaba consciente del problema de las filas y las esperas que tiene su país; prometió en campaña buscar e implementar una solución para sus conciudadanos.
Dentro de lo que son tantas noticias negativas todos los días, es importante señalar algunas positivas de vez en cuando.

[email protected]