Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


La “guerra” del golf

Dinia Vargas [email protected] | Viernes 26 septiembre, 2014



La “guerra” del golf

Inicia la Copa Ryder. Europa buscará mantener la hegemonía, Estados Unidos recuperar la gloria

Inicia la Copa Ryder. Ese torneo bianual que enfrenta a Estados Unidos contra Europa, y en el que todos los grandes golfistas que logran jugarlo terminan describiéndolo como único.
El campo del Gleneagles Golf Club, en Perthsire (Escocia), acoge desde la hoy la edición 40 de la Copa, un campeonato que se juega por honor, orgullo y gloria; sin dinero de por medio, ni patrocinadores, con uniforme y en equipos.
La Copa Ryder comienza desde hoy con el recuerdo del “Milagro de Medinah”, un momento que quedará en la historia del golf.
Hace solo dos años Estados Unidos llegaba al último día de juego con una ventaja de 6-10, pero un inspirado equipo europeo logró sumar 8,5 puntos de los 12 individuales para marcar una victoria épica por 14,5-13,5.
Por eso, esta versión tiene para los estadounidenses un sabor a venganza y ya lo dijo su capitán, el histórico Tom Watson: “Este es un viaje de redención. La mayoría de los jugadores que perdieron en Medinah está en este equipo y es hora de redimirse”.
Estados Unidos llega con la principal ausencia de Tiger Woods, así que Phil Mickelson y Jim Furyk, con nueve y ocho participaciones, respectivamente, son los más experimentados del equipo.
Su principal arma es sin duda Watson, una leyenda viviente del golf, inmensamente superior al irlandés Paul McGinley, capitán de los europeos.
Pero al final los que juegan son los golfistas y ahí es donde la tarea de retomar el trono no es nada sencilla para los norteamericanos, quienes enfrente tendrán a un equipo del “Viejo Continente” que llega como favorito.
“Creo que llegamos como ligeros favoritos más que como clarísimos favoritos. No es algo de lo cual avergonzarse, sino aceptarlo”, comentó el capitán europeo, Paul McGinley
Tienen al jugador del momento, el norirlandés Rory McIlroy y sus seleccionados pasan por un mejor momento.
“Estoy listo para aceptar la responsabilidad de ser uno de los hombres fuertes del equipo este año”, comentó el campeón de dos Majors este año.
Por su parte, la Copa Ryder se juega de la siguiente manera: el viernes y el sábado salen cuatro parejas al campo. A primera hora se compite bajo la modalidad de “foursome” (cada equipo juega con dos jugadores que se alternan en el golpeo de la bola); y por la tarde otras cuatro parejas se enfrentan en “fourball” (cada golfista juega su bola y puntúa la mejor). El domingo, el día decisivo, se juegan 12 partidos individuales. Cada victoria aporta un punto, mientras que los empates reparten medio punto.
El ganador tendrá que conseguir al menos 14,5 puntos para ganar. Si empatan a 14, los europeos retendrán la Copa.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR