Enviar
Entrevista Lourdes Fernández, directora a.i. de Banca de Inversión del Banco Nacional
“La gestión de todos los fideicomisos de titularización está detenida”
Criterios de Sugeval, Sugef y la nueva administración frenan varios proyectos de obra pública que utilizarían la figura.

Juan Pablo Arias
[email protected]

Aunque el mercado de valores esperaba el despegue de los fideicomisos de titularización para la construcción de obras públicas desde el año pasado, en la actualidad algunos se encuentran detenidos debido a un proceso regulatorio.
En enero de 2009 el Banco Nacional anunció una serie de proyectos bajo esta modalidad. Por el orden de $800 millones se titularizarían obras para el Ministerio de Hacienda, las universidades, y Radiográfica Costarricense (Racsa).

También bajo esta figura, el Nacional comentó la posibilidad de construir Equipos Básico de Atención en Salud (Ebais) para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y captar recursos para la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).
“La objeción principal que la Sugeval ha planteado es que, mientras no haya obras civiles concluidas, no se puede aplicar la titularización”, comentó Lourdes Fernández, directora a.i. de Banca de Inversión del Banco Nacional.

¿Cuáles obstáculos han enfrentado estos proyectos?
Se han dado en dos vías: primero una interpretación que dio la Superintendencia General de Valores (Sugeval) al artículo 60 del Reglamento de Oferta Pública de Valores acarreó nuestro primer obstáculo.
Tenemos interpretaciones diferentes al artículo 60. Mientras ellos sugieren que este mecanismo no rige para titularizar flujos futuros, creemos que el artículo da cabida a diferentes tipos de titularización: titularización de activos y flujos por un lado o titularización de flujos futuros sin activos. Ambas formas son factibles, pues de hecho hoy existen tres titularizaciones de flujos futuros: Peñas Blancas, Cariblanco, con el Banco Nacional, y Garabito, con el Banco de Costa Rica
La objeción principal que la Sugeval ha planteado es que mientras no haya obras civiles concluidas no se puede aplicar la titularización, es decir no se pueden construir obras financiadas con la emisión de bonos, con respaldo en los flujos futuros, para que el riesgo de construcción no sea asumido por el inversionista.
Ante este panorama, lo que hizo el Banco Nacional fue readecuar la estructura a los requerimientos de Sugeval, para que los proyectos que estábamos trabajando se convirtieran en titularizaciones de activos y sus flujos. En lugar de tener una titularización de proyectos de construcción tendríamos una titularización de contratos de arrendamiento, en el nuevo esquema. Cambiando además, el financiamiento del mercado de valores que sugería la etapa inicial, por financiamiento bancario o similar en etapa constructiva para luego con la titularización pagar el crédito bancario y continuar con titularización.
En otro momento, y como segundo obstáculo la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) emite un criterio donde se cuestiona la posibilidad de crédito para estos fideicomisos.

¿Se ha avanzado en alguno?
Hoy la gestión de todos los fideicomisos de titularización está detenida, pues al criterio de la Sugeval se unió el de la Sugef y más recientemente el del nuevo gobierno, que recomienda esperar a que surja un nuevo modelo que satisfaga las necesidades de los clientes y cumpla con los criterios de los reguladores.
La decisión que tomó la Sugeval tiene impacto sobre todos los fideicomisos que están en proceso de autorización, y ante ello, el Banco Nacional no se cruzó de brazos. Emprendió desde esa fecha una estrategia de acercamiento con los entes reguladores, el Presidente de la República y otras instancias, con el fin de buscar vías de resolución o nuevas alternativas que favorezcan el rumbo de los proyectos que incluso, han sido anunciados en los medios como grandes avances para el país.

Detalles de los proyectos, ¿cuáles son?
Aparte de los del ICE y Fideivivienda, tenemos varios fideicomisos de titularización debidamente refrendados, por ejemplo: el de la CCSS, la UCR, la UNED, el Ministerio de Hacienda, el de Incop-ICT y Racsa. En el caso de la Caja se planteó para la construcción de Ebais y clínicas; en el de la UCR para la edificación de nuevas facultades; la UNED para construir nuevos centros regionales; el Ministerio de Hacienda para la construcción de las Aduanas; Incop-ICT para el levantamiento de infraestructura turística en la zona del Pacífico; y Racsa para el cableado. Adicionalmente existen contratos con el Ministerio de Educación, Acueductos y Alcantarillados, la ESPH, y otros en proceso como el del Ministerio de Seguridad.


¿Cuáles están activos?
Activos se encuentran varios creados por el BNCR entre 2000 y 2005: Peñas Blancas, Cariblanco, Fideivivienda, entre otros, qu
e han resultado muy exitosos. Los nuevos están en la mesa de trabajo, esperando una definición de la Sugeval para reestructurarlos, sin embargo, hasta hoy no tenemos nada claro.

¿Existen alternativas a la titularización?
Alternativas existen y las estamos estudiando. Podríamos pasarnos a figuras diferentes como la concesión de obra pública por iniciativa privada o la emisión directa de valores. Sin embargo nos inclinamos por mantenernos en la línea de la titularización y realizarla sobre activos, o bien pasarnos a la oferta privada o private placement. Tampoco descartamos la utilización de fondos inmobiliarios para aquellos casos en que las características lo permitan.
Por ejemplo, como el del Ministerio de Hacienda-BNCR, estamos valorando una opción que conlleva participación público-privada de una forma eficiente y transparente. Dependiendo de las condiciones, otros podrán aplicar bajo esta alternativa.
Ver comentarios