Enviar
Lunes 16 Noviembre, 2009

La gente es lo primero

Luis Fishman Z.


Con sumo orgullo presento ante los costarricenses el programa de gobierno del Partido Unidad Social Cristina, que contiene una propuesta para la creación de una sociedad de oportunidades para todos, enmarcada en la justicia, equidad y solidaridad.

Son evidentes los muchos logros de nuestro país, obtenidos por el trabajo de todos, pero también hay conciencia de que la riqueza generada por esfuerzo de todos, ha dejado excluidas a muchas personas de condiciones elementales para el disfrute de una vida digna. No es aceptable que los ricos acrecienten la riqueza al tiempo que los pobres naufragan en un mar de necesidades insatisfechas.

Los índices sociales macroeconómicos han situado al país en el cuartil superior en el concierto de las naciones por lo aciertos en educación, salud, libertad y condiciones de justicia, pero el reto no solo es mantener estos índices, sino lograr la armonía social por medio de la equidad y la inclusión. Esto es lo que plantea el programa de gobierno ofrecido a los costarricenses, para que, dentro de lo mejor de nuestras tradiciones democráticas, perfeccionemos un país de oportunidades, con un dinámico sector productivo y un ataque frontal a las causas de la pobreza.

El contenido programático de mis propuestas se desglosa en seis grandes áreas: reorganización del Estado, seguridad y justicia, desarrollo social, desarrollo económico y producción, sostenibilidad ambiental y relaciones internacionales.

En cuanto a la reorganización del Estado, tengo la firme convicción de que debe ser eficiente y dinámico y sobre todo, que tome en cuenta en su planificación la solidaridad territorial y, de esta manera, disminuir las asimetrías territoriales en cuanto al desarrollo.

Otra gran preocupación es la inseguridad ciudadana que ha venido a afectar nuestro modelo de vida tranquila y confiada, dada la ola de criminalidad creciente. Nuestro enfoque es integral por cuanto se trata tanto de atacar las causas como de atenuar sus efectos. Además la lucha contra el narcotráfico es uno de nuestros imperativos.

El tema de mayor amplitud trata del Desarrollo Social, por cuanto es esencial por el respeto a la tradición socialcristiana y a los logros en materia de justicia social que siempre ha enarbolado nuestro partido. Este será el eje de nuestro gobierno: el bienestar de nuestro pueblo: más educación, mejores servicios de salud, satisfacción de las necesidades de vivienda, asistir al ser humano en sus necesidades de cada ciclo de vida (niñez, adolescencia, madurez y ancianidad) con atención a las situaciones especiales de personas con discapacidad, indígenas y migrantes.

Pero si bien es cierto que lo social es la preocupación fundamental, no es posible la solución de los problemas de pobreza sin una sana economía y un dinámico sector productivo.

La acción del Estado es fundamental para mantener la estabilidad de la moneda, combatir la inflación y dar confianza a los inversionistas. Se crearán las obras de infraestructura necesarias para la producción: mejores carreteras, buenos puertos aéreos y marítimos, energía segura y barata junto a telecomunicaciones de clase mundial.

El sector agropecuario será fortalecido y reivindicado, sobre todo el pequeño empresario agropecuario, ayuno de transferencia tecnológica, con problemas de financiamiento y comercialización. Elevar su productividad redundará en su bienestar inmediato y será fuente de riqueza para todos, junto a su contribución a la seguridad alimentaria.

Lucharé por un turismo sano, para que Costa Rica sea un destino de paz, complementado con el disfrute de la rica biodiversidad, por una industria de la hospitalidad que incorpore a trabajadores debidamente capacitados, con énfasis regional.

Indudablemente, se requiere continuar las acciones de promoción de orden científico-tecnológico-técnico y gozar del estímulo del Estado para fortalecer la diversificación e innovación productiva, base de nuestra competitividad.

Nuestra propuesta es la de un desarrollo sostenible de manera integral: desarrollo económico y beneficio social, en armonía con la naturaleza. El uso racional de los recursos naturales, la protección de la rica biodiversidad y acciones concretas a nivel local y global de lucha en aras de atenuar los cambios climáticos debido al calentamiento global. Bien se ha dicho: no podemos dilapidar los recursos naturales que son la herencia de nuestros hijos.

Digo a todos los costarricenses que enarbolo la bandera de la justicia social, para que juntos soñemos una patria llena de oportunidades para todos. ¿Por qué no un esfuerzo común para desarrollar una visión compartida de un futuro de prosperidad? ¿Por qué no dar el gran paso?

¿Por qué no hacerlo ya?

Continuaremos enriqueciendo el legado de justicia social del Dr. Rafael Angel Calderón Guardia, profundizando los alcances de las garantías sociales de cara al siglo XXI en el nuevo entorno de la sociedad de la información y de los retos de la economía del conocimiento.

Les invito a participar juntos en ese sueño de prosperidad: la Costa Rica de todos, en la que el bienestar de la gente será siempre lo primero.

Candidato presidencial
Partido Unidad