Enviar
La fitoterapia y sus mitos
Por provenir de la naturaleza algunas personas tienden a utilizar las plantas sin saber realmente cómo sacarles el mayor provecho

Una de las ramas de la medicina natural conocida como fitoterapia, se ha presentado como una alternativa a la alopática o la convencional, y parece que es cada vez más buscada para aliviar y prevenir ciertos males.
En sí este tipo de medicina es utilizada especialmente en el tratamiento de enfermedades llamadas funcionales o energético-funcionales como cefalea, migraña, disfunción gástrica, intestinal, dolores óseos, en especial si son crónicos y otros, según explicó la doctora Agueda Romero, especialista en medicina biológica naturista y asesora de Total Natural.
Shirley Páez, regente farmacéutica, explicó que en las plantas los principios activos se hallan siempre biológicamente equilibrados por la presencia de sustancias complementarias que van a potenciarse entre sí, de forma que en general no se acumulan en el organismo, y sus efectos indeseables están limitados.
Entre los beneficios de las sustancias utilizadas por la fitoterapia destaca una acción suave; sin embargo, existen muchos mitos a su alrededor que pueden hacer que las personas que las utilicen no les saquen el mayor provecho.
Por ejemplo las especialistas destacan la importancia de la educación. “La medicina natural no es tomar una planta del jardín y consumirla, cada una tiene un principio activo, por ejemplo, las propiedades de la manzanilla no están en las hojas, sino en la flor, por eso es importante la investigación”, comentó.
Con esto concuerda Hernán Rodríguez, ingeniero agrónomo y especialista en plantas medicinales, quien agrega otros mitos como “que las plantas no intoxican o no son peligrosas”.
“Se debe tener mucho cuidado, la gente no sabe que no es recomendable hervir las plantas, lo correcto es la infusión, que es ponerla en una taza y colocarle agua caliente se tapa durante cinco minutos”, comentó.
También es importante que se conozca la compatibilidad de las plantas, no se pueden combinar al gusto, ya que si se hace de una forma incorrecta se eliminan sus beneficios y por el contrario puede generar problemas como los estomacales.
Otra idea falsa que menciona Rodríguez es que este tipo de infusiones se toman con azúcar, a su criterio deben tomarse naturales.
Otro problema que se genera por la falta de información es que las personas consumen plantas o productos elaborados a base de ellas por la libre, la recomendación es asegurarse que sean marcas registradas cuando se trata de los llamados fitofármacos.
“Vemos negocios que no ofrecen información sobre el contenido de lo que venden, lo importante es buscar una marca registrada que sea de prestigio para que no represente un riego para la salud”, recomendó Hernández.
También debe informarse sobre cuántas dosis se deben consumir y la cantidad, para ello lo ideal es visitar a un profesional en el tema.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios