La extravagante alfombra roja de los Grammy
Enviar

TENDENCIAS

La extravagante alfombra roja de los Grammy

La famosa cita reunió a los más destacados exponentes de la escena musical

La noche del domingo los premios Grammy reconocieron el talento de los más destacados exponentes de la escena musical y también como es usual pusieron la nota extravagante en la alfombra roja.
Madonna, Rihanna, Lady Gaga, Miley Cyrus, entre otras personalidades, dieron de qué hablar con diseños que no buscan otra cosa que llamar la atención.
Rihanna, que lució un gran vestido rosa, es una de las protagonistas de bromas en las redes sociales. Ella admitió que vio el vestido en Internet y se enamoró, el diseño es de Giambattista Valli Haute Couture.
Madonna, por su parte, optó por poca tela, un traje ceñido y corto de Givenchy, inspirado en el mundo taurino español, incluyó una montera con velo como tocado y un corpiño con encajes, además de hombreras y minifalda que completaban un escotado modelo que no pasó desapercibido para los flashes de los fotógrafos.
Durante su llegada, la cantante levantó su falta mostrando el trasero a la prensa.
Lady Gaga en esta ocasión sorprendió pero por lucir más sobria y dejar de lado atuendos locos, la rubia se decidió por un vestido plateado, largo y al cuerpo.
Este durante la ceremonia Sam Smith llenó de sensibilidad la 57 edición los premios, con cuatro galardones, incluidos el de mejor canción y mejor grabación del año, aunque Beck se llevó el gato al agua con el título de mejor álbum del año.
“Es la mejor noche de mi vida”, afirmó emocionado el londinense con 22 años sobre el escenario en el Staples Center de Los Ángeles (California).
“Quiero dar las gracias a la persona de la que me enamoré. Gracias por romperme el corazón el año pasado porque me has conseguido cuatro Grammys”, añadió el artista en alusión al hombre que inspiró su célebre canción “Stay With Me”.
La gala, que se alargó durante más de tres horas y media, contó con 23 actuaciones y 26 canciones a cargo de artistas de primera fila.
Las cosas comenzaron fuertes con la irrupción en el escenario de AC/DC (“Rock or Burst” y “Highway to Hell”) en su primera aparición en los Grammy en 32 años, con su antiguo batería Chris Slade de nuevo en la formación y el público luciendo sus célebres cuernos rojos.
En el terreno latino, el panameño Rubén Blades, los puertorriqueños Calle 13, el colombiano Carlos Vives y el mexicano Vicente Fernández fueron distinguidos.

Melissa González y Efe
[email protected]
@mgonzalezLR

 


Ver comentarios