Enviar
Miércoles 12 Diciembre, 2007

La empresa moderna con accionar exitoso


La empresa moderna para obtener un accionar eficiente, es decir, para ser exitosa, debe contar con cuatro aspectos que de acuerdo con estudios realizados en un significativo número de empresas, se ha determinado que son fundamentales para lograr el éxito empresarial.
Los cuatro aspectos o prácticas fundamentales son: estrategia, ejecución, cultura y estructura.
En relación con la estrategia se debe diseñar y mantener una bien definida. La clave para alcanzar buenos resultados con la estrategia en cualquier sector industrial, comercial o de servicios, es tener muy claro su significado y trasmitirlo constantemente a los clientes, funcionarios y accionistas. Para lo cual se debe elaborar una estrategia enfocada en valores, sustentada en el conocimiento cierto y profundo de los clientes de la compañía o empresa y una valoración realista de las capacidades de la compañía.
Se pueden establecer estrategias para ganarle a la competencia sustentada en bajos precios, mejor calidad o un servicio al cliente excelente o diferenciado, pero teniendo muy presente cuál es el negocio central o principal de la empresa.
En relación con la ejecución lo importante es la forma de hacerla. Las compañías ganadoras son realistas, en vista de que tienen claro que no pueden superar a sus rivales o competencia en todas las facetas de sus operaciones. Por lo que seleccionan los procesos más importantes para satisfacer las necesidades de sus clientes, y concentran recursos y energías en hacer dichos procesos lo más eficientes posibles.
Respecto a la cultura se debe desarrollar y conservar una cultura de la empresa orientada al desempeño. Cada vez más, se toma mayor conciencia de darle la debida importancia a la cultura de las organizaciones, dado que son normas que guían el accionar de los funcionarios y que inciden en el accionar con éxito o no éxito de las empresas.
Los estudios realizados sobre el particular, demuestran que es imperativo edificar la cultura correcta, sustentada en valores como la integridad, trabajo en equipo y desarrollo de la creatividad.
En relación con la estructura se debe construir y establecer una organización ágil y flexible. Es fundamental que sea una organización abierta al cambio, con un amplio monitoreo del entorno, que aplique el enfoque sistémico. Al respecto se debe tener que los controles y procedimientos son necesarios para el buen funcionamiento de una organización. Pero el exceso impide el mejoramiento, propicia la ineficiencia y desmotiva a los funcionarios.
En las empresas ganadoras todos los funcionarios tienen acceso a la información que sea pertinente, es decir cuentan con adecuados sistemas de información y comunicación, que permitan la toma de decisiones en forma oportuna.
Asimismo se tiene claro de que su futuro no solo depende del aporte del nivel director y gerencial, sino también de la dedicación y creatividad de los gerentes medios y los funcionarios de todos los niveles.
Las empresas que logran mejores resultados son aquellas que alcanzan un desarrollo adecuado de los cuatro aspectos antes expuestos, es decir de la estrategia, ejecución u operación, cultura y estructura. Además de que complementan su destreza en esas áreas con un desarrollo adecuado de la innovación, el liderazgo y el conservar a los funcionarios talentosos y creativos.
La ejecución exitosa de una estrategia depende en gran parte de una buena organización interna y de personal capacitado y competente. El desarrollo de una organización capaz siempre tendrá una alta prioridad.


Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo